CANCÚN, QR.- Los estudios de preinversión de la obra del Aeropuerto de Tulum que debían haberse entregado en diciembre del año pasado, se aplazaron para julio de este año, revela un documento de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dado a conocer por el diario El Universal.

Un oficio que la Sedena, encargada del proyecto, remitió a la Subsecretaría de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), señala que el proyecto Estudios de preinversión para la construcción de una base militar y un aeropuerto internacional en Tulum, Quintana Roo, con clave de cartera 2107117000, tuvo que ser recalendarizado en su fecha de conclusión de diciembre de 2021 a julio de 2022, siete meses después del compromiso contractual con las empresas involucradas en el proyecto.

También te puede interesar: Propone Presidente llamar Felipe Carrillo Puerto al Aeropuerto de Tulum

El documento detalla que detalla que si bien no sufrió cambios el monto de inversión, por 237.5 millones de pesos, los alcances de los estudios debieron ajustarse, para tener un análisis del costo-beneficio, del salvamento arqueológico y del impacto al Sistema Eléctrico Nacional.

En el oficio de la Dirección General de Ingenieros de la Sedena se argumenta que “en el proceso de expropiación concertada y ocupación anticipada se ha generado un retraso en la ejecución de estudios”, por lo que se modificó el tiempo de ejecución, manteniendo el monto inicial de inversión previsto.

Lo que se eliminó de los estudios de preinversión

De los estudios de preinversión originalmente planeados, fue necesario eliminar algunos como:

  • Orográfico y de levantamiento de obstáculos
  • De geotecnia “lado aire”
  • Planeación arquitectónica a nivel desarrollo del edificio
  • Estudio de abastecimiento seguro de combustible
  • Diseño conceptual de granja de combustibles
  • Estudio de instalación, modelación proyecto BIM, desarrollo de ingeniería para la torre de control
  • Estudio de capacidad de carga para la terminal de carga aérea
  • Estudio de manejo integral de residuos sólidos
  • Estudios de geometría, topografía e interferencia ferroviaria
  • Trasplante y derribo de árboles
  • Verificación y cumplimiento de programas ambientales
  • Monitoreo de avifauna

Además, los estudios más importantes a desarrollar son el análisis costo-beneficio y de factibilidad económica, así como la evaluación financiera, que serán elaborados por la empresa Aitor Finanzas e Infraestructura, trabajos formalizados por 16.5 millones de pesos.

Los estudios tendrían que haber sido entregado en diciembre pasado por Aitor Finanzas e Infraestructura, Daidalos Aerospace, Navblue, Laboratorio Nacional de la Construcción, María Isabel Soto Herrera, Servicios de Ingeniería e Investigación del Medio Ambiente, Sinne Arquitectos, UNAM, Proyectos Sustentables y el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

El 6 de octubre de 2020, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que con este nuevo aeropuerto y el Tren Maya se impulsará el desarrollo del sur-sureste. Además, se comprometió a que la terminal aérea se inaugurará en 2023.

En ese momento, detalló que la obra se construirá en terrenos federales de mil 500 hectáreas y que corresponden al proyecto de un aeropuerto contemplado hace dos sexenios. Se trata de una obra complementaria al Tren Maya, destacó el Presidente.

Google News

Déjanos tus comentarios