Bajo amenaza el Oro Verde de Quintana Roo

- Advertisement -

Jazmín Ramos | R360

(Primera de dos partes)

CANCÚN, QRoo.- Las 17 Áreas Naturales Protegidas (ANP) en Quintana Roo, que ofrecen servicios medio ambientales a la Península de Yucatán y son pieza fundamental en la conservación de la biodiversidad no solo para el país sino a nivel mundial, se encuentran a merced de los desarrolladores, la permisividad y la corrupción ante la falta de recursos financieros que pemitan su adecuado manejo y su protección.

- Advertisement -

Basados en datos del Centro Interdisciplinario de Biodiversidad y Ambiente, en los últimos siete años la reducción del presupuesto al sector ambiental registra un 62.2%; este retroceso afecta las capacidades de inspección, vigilancia, regulación, evaluación de impactos de riesgo, actualizaciones a normas y las políticas públicas para la protección de los recursos naturales.

También te puede interesar: Crean algoritmo que acabaría con la crisis del sargazo

Araceli Domínguez Rodríguez, presidenta del Grupo Gema del Mayab, lamentó que a pesar de que hay una emergencia ambiental local, nacional e internacional por el calentamiento global y el cambio climático, en México no se tenga como prioridad el tema ambiental y aunado a ello se apliquen recortes al presupuesto, los cuales se vienen arrastrando desde el periodo de Vicente Fox Quezada, limitando las acciones de prevención y conservación.

- Advertisement -

Dijo que con la disminución de los recursos al sector, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) ha sido la más afectada, pues con la austeridad del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, hubo recorte de personal, enfrentan problemas de logística y se disminuyeron los apoyos a los programas comunitarios; ahora tienen que hacer más con menos, cuando ha sido una de las pocas dependencias del gobierno que ha dado resultados.

“La situación es preocupante, se tienen muchos problemas operativos a veces no hay ni gasolina para hacer los recorridos y los monitoreos, lo que lógicamente dificulta sus tareas, cuando son prioritarias en virtud de que van encaminadas a garantizar la conservación de la biodiversidad y por ende la calidad de vida de la gente; se sacrifica un sector porque creen en esa idea romántica de que solo es cuidar plantitas y pájaritos”, expresó.

Refirió que los políticos no han entendido o no quieren entender que la protección al ambiente es garantizar la vida en sí, por lo que existe permisividad a proyectos agresivos en beneficio de los empresarios sin importar el impacto a los ecosistemas, que en el caso de Quintana Roo, no solo generan servicios medio ambientales, sino que estos recursos naturales son su principal atractivo;  están acabando con lo que oferta en la industria turística.

- Advertisement -

Por su parte Sofía García Sánchez coordinadora del Proyecto Resilencia de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) México, dijo que la conservación de los recursos naturales en costas y corales, es esencial para el desarrollo social, pero se “complejiza” al no contar con recursos suficientes para que las autoridades del sector puedan hacer su labor; la reducción al presupuesto es significativo a comparación de otros rubros, esa es la principal razón por las cuales no se puede proteger el capital natural de manera efectiva.

Conservación de recursos naturales
La conservación de los recursos naturales en costas y corales, es esencial.

“Más allá  de que exista permisividad o no,  hay leyes que se aplican, aquí  el principal problema es la falta de recursos para vigilar, monitorear y establecer proyectos que permitan la conservación efectiva, no se tiene el presupuesto adecuado, no está en la agenda pública, se le da atención a otros sectores, cuando el capital natural es la base del desarrollo social”, explicó.

Aseguró que ningún gobierno alcanza a visualizar por completo la importancia del medio ambiente; se le da más importancia al desarrollo social, pero se olvidan que sí se vincula con el desarrollo ambiental, se puede lograr un mayor impacto en la sociedad  e incluso de una manera exponencial, ya que al entrelazar las políticas públicas al capital natural, habrá una reducción en los índices de la pobreza y en temas de seguridad nacional.

“Esto no es privativo de México, esta es una tendencia de los gobiernos a nivel internacional, quienes aún no vinculan en sus agendas el medio ambiente con las políticas de desarrollo social, pero con las emergencias que se están viviendo por el calentamiento global y el cambio climático, la tendencia se modificará; tendrán que entender la gran relevancia del medio ambiente en los temas de pobreza y seguridad”, aseguró.

Señaló que desafortunadamente, solo con la emergencia que genera el deterioro ambiental, se obligará a los gobiernos a priorizar el medio ambiente; pues actualmente, en el caso de México, no existe esta vinculación, un ejemplo son todos esos recortes al presupuesto y lo insuficiente de los recursos para las dependencias ligadas a la protección de los ecosistemas.

PRESUPUESTO DIEZMADO

Camilo Thompson, de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), indicó que los recortes al sector ambiental es un mal de hace varios años y es un grave problema pues deja a otros actores la función pública, cuando es obligación del estado proteger los recursos naturales, más aún cuando se trata de las ANP, que en el caso de Quintana Roo son la fuente de servicios medio ambientales que permiten la conservación de la biodiversidad.

Consideró que si bien no ha hecho un análisis a profundidad de la disminución del presupuesto en materia ambiental, es un hecho de que hay un impacto pues se limita a las autoridades a la hora de establecer los programas de conservación del patrimonio natural, entonces las organizaciones sociales y los activistas tienen que sumarse a  la protección de los recursos, así como a los trabajos de mitigación del cambio climático.

Dijo que aunque no se puede generalizar, algunos funcionarios no le dan la importancia o desconocen el hecho de que el desarrollo de la sociedad y el bienestar de la población está ligado precisamente a la conservación de los recursos naturales y actualmente existen afectaciones importantes en ANP que no pueden ignorarse, las cuales no son exclusivas de Quintana Roo, sino en todo el litoral mexicano.

“Afectaciones en la ANP hay muchas en los ecosistemas marinos y costeros, por lo tanto la autoridades deben ser congruentes en cuanto a la asignación de recursos basado en el derecho a un ambiente sano, pero es un tema complejo más aún en zonas que son prioritarias  y en las cuales no se cumplen las leyes, se otorgan permisos o no se reconocen los programas de manejo, poniendo en duda el trabajo de las instituciones, pero insisto no es una generalidad”, señaló.

Con relación a las ANP, la disminución de los recursos es todavía más complicada, pues del 2012 al 2018 se aumentó la superficie terrestre y marina, es decir la Conanp tiene que administrar 90 millones de hectáreas distribuidas en 182 zonas de protección que se tienen en el país, con un presupuesto diezmado y una plantilla laboral de mil 294 empleados.

Este cotejo refiere que el presupuesto se redujo durante los últimos tres años más de 670 millones pesos, por lo cual en el 2019 a la Conanp se le asignaron 23’727,238.43 pesos, cuya mayor partida se queda en gastos operativos y pagos de nómina, un total del 60 por ciento y solo un 40 por ciento se destina a las tareas de protección, que corresponde al 11 por ciento de la zonas terrestres que abarcan las zonas protegidas y el 22 por ciento de la superficie marina.

El biólogo Ruben Borau García mencionó que aunque los recortes presupuestales han sido generalizados, el sector ambiental es uno de los más sacrificados, los cuales se vienen arrastrando desde los gobiernos panistas, cuando en estados como Quintana Roo es prioridad cuidar los recursos naturales, dado que es su principal activo económico..

“En lo que respecta a la Conanp tenemos conocimiento que los recursos que se les asignaron son limitados, carecen de personal y tienen restricciones en cuanto a la gasolina e insumos, entonces se les dificulta hacer los monitoreos y todo el trabajo que se requiere de vigilancia”, indicó.

Dijo que  existe una persona para vigilar cada ANP, por lo tanto hay pesca furtiva, tala inmoderada y zonas invadidas, es difícil trabajar en esas condiciones y así como hay funcionarios que se prestan para dar entrada a proyectos que no cumplen con la ley, hay quienes sí están comprometidos, pero se enfrentan a la falta de recursos.

Agregó que el tema ambiental básicamente se deja en segundo plano, lo que genera activismo social y eso es bueno, pero el Estado no debe evadir su responsabilidad en relación al marco regulatorio, así como garantizar que se dé cumplimiento a la ley, no obstante por más voluntad que haya por parte de los funcionarios y sin el personal suficiente, se pone en riesgo la conservación del capital natural no solo de Quintana Roo sino del país.

RECORTES EN LA 4T

De acuerdo al informe de Centro Interdisciplinario de Biodiversidad y Ambiente desde el 2012 los recortes al Ramo 16 que corresponde al Medio Ambiente y Recursos Naturales se redujo al 44.6% y este recorte continuó en el 2019 con un adicional del 20.6%, sin que existiera una justificación de peso comprometiendo los propósitos de protección y conservación de los ecosistemas.

En el 2020, el sector ambiental sufrió un nuevo recorte del 3.7 por ciento según el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF). La “austeridad” contrasta con el discurso de la política del gobierno federal, en la que se presumen acciones para contrarrestar la emergencia ecológica y climática que se viven varias regiones del país, las cuales repercuten en la calidad de vida de la población

Datos de la Gaceta Parlamentaria del jueves 21 de noviembre del 2019, indican que el monto avalado por la mayoría de las bancadas para Semarnat y sus órganos desconcentrados es por un total de 29 mil 869 millones 450 mil 777 pesos, mientras que el año pasado fue de 31 mil 20 millones 459 mil 536 pesos, que se distribuye entre la Conagua, Conanp, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) y el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA).

De esta forma, el presupuesto de la Semarnat se viene diezmando año con año, cuyo acumulado alcanza el 56 por ciento de lo asignado en 2015.

ANP
Recortes presupuestales afecta la inspección de ANP.

Con el presupuesto del 2020 para el sector ambiental, México destinará un promedio de 10 pesos por hectárea conservada y cada guardabosque de la Conanp administra una superficie de 70 mil hectáreas, a esto se le suma la falta de insumos y equipo para realizar los monitoreos debido a la aplicación de los programas de austeridad a los que se han sometido todas las dependencias de gobierno, situación que complica las acciones de conservación.

En el caso de Quintana Roo, las 17 áreas protegidas se encuentran en una amenaza constante por lo intereses de los desarrolladores en zonas prístinas, luego del impulso turístico en Cancún y la Riviera Maya. Actualmente los nuevos proyectos de la industria giran hacia el Sur del estado en áreas que abarcan ANP.

AUTORIDADES AMBIENTALES RECONOCEN LIMITACIONES

Cristopher González Baca, encargado de la dirección Regional Peninsular de Yucatán y Caribe Mexicano de la Conanp, admitió que la reducción al presupuesto limita las funciones de la dependencia, en la que se tiene un reducido personal, pero para compensar trabajan de manera coordinada con otras instancias de gobierno y cuentan con el apoyo del Fondo Mexicano para la Protección de la Naturaleza.

Adelantó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) determinó regresar el cobro de derechos a las ANP, el cual se aplica a cada visitante, de tal manera que es un aliciente para poder sortear los recortes que vienen afectando al sector desde hace varios años.

“Si bien este recurso no es suficiente, sí permite una mayor flexibilidad en los trabajos y programas que llevamos a cabo en la zonas protegidas”, declaró.

En relación al recurso humano dijo que es poco el personal, pues para toda la Península solo cuentan con 180 personas, situación que consideró un verdadero desafío y ejemplificó con la Biosfera de Sian Ka’an, cuya superficie administrada supera cuatro veces la ciudad de Puebla, en donde se tiene solo a 20 personas, quienes hacen el trabajo de supervisión, vigilancia y monitoreo, además de elaborar proyectos productivos para la comunidad.

“Obviamente si nos reducen el presupuesto nos vamos a encontrar con limitaciones y nos toca improvisar, y aquí se suma el programa de  austeridad, por lo que a veces no se tiene ni para la gasolina, hay dificultades para cubrir los gastos operativos e insumos, pero tenemos que sacar el trabajo”.

Comentó que actualmente ejercen un presupuesto de 20 millones de pesos directos a las zonas de conservación, esto quiere decir que no se incluyen los gastos de nómina que son los más fuertes; del presupuesto total solamente se destina el 40%, por ello la importancia de establecer alianzas con otras dependencias.

“Cito el caso del incendio en Sian Ka’an, al inicio tuvimos problemas por falta de recursos pero trabajamos con la Secretaría de Marina  (Semar) y la Comisión Nacional Forestal (Conafor), así como autoridades locales y municipales y así le hicimos frente”, explicó.

Sostuvo que de esta forma trabajan con el tema de los bajos presupuestos y la austeridad, se trata de ser creativos y hacer más con menos, pero lógicamente hay cosas que se quedan pendientes y se restringen algunos trabajos que no son prioritarios.

Por su parte la directora del Parque Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc, Yadira Gómez Hernández, consideró que los recortes para administrar la ANP sí han sido considerables, situación con la que tienen que lidiar, sobre todo en lo relacionado a los gastos operativos y el cumplimiento de algunos programa de investigación, pero la creatividad los saca a flote.

Además lo que se busca ahora con la conservación de las ANP es establecer alianzas con organizaciones civiles y con las empresas socialmente responsables, quienes colaboran en diferentes programas del cuidado y protección al medio ambiente e incluso las comunidades también colaboran, lo cual es de gran ayuda.

“Se trata de ir sumando esfuerzos, hacer una labor compartida porque obviamente sí nos ha pegado, pero no por eso dejamos de hacer el trabajo, es más difícil, nos toca ser creativos y auxiliarnos de quien se quiera sumar a la protección de los recursos naturales, sobre todo en Quintana Roo, donde sus áreas protegidas ofrecen infinidad de servicios ambientales a la Península de Yucatán y al país en general.

“La biodiversidad del estado ofrece infinidad de servicios ambientales, cuenta con la mayor cantidad de arrecifes y tiene la segunda superficie más grande de manglar y en ambos casos tenemos problemas para su conservación, pero estamos trabajando para evitar que se sigan afectando los corales y se pare la pérdida de los humedales”, aseveró.

Dijo que tienen grandes retos no solo en las ANP terrestres, también en las marítimas por ello hay zonas en donde se ha reducido el número de actividades acuáticas; la pesca furtiva también pega y el manejo de las aguas residuales, de tal manera que con tanto recorte se tiene que priorizar a fin de sacar el trabajo.

En ese sentido el gobernador del estado, Carlos Joaquín Gonzalez, lamentó que la federación sacrifique al sector ambiental, sobre todo cuando Quintana Roo vive de sus recursos naturales, pero que en lo que compete a la entidad trabajan en buscar soluciones para enfrentar los recortes.

Consideró que en tiempos difíciles la colaboración es importante por lo que se tienen alianzas con las dependencias federales, con los gobiernos municipales y las empresas a fin de poder ir contrarrestando el tema de la austeridad y los recortes.

“Para un estado como Quintana Roo, el tema ambiental es fundamental y tenemos que encontrar soluciones al recorte presupuestal, tenemos que trabajar de manera coordinada para alcanzar los objetivos trazados en la protección de los recursos naturales”, dijo el mandatario estatal.

La alcaldesa del municipio de Benito Juárez, Mara Lezama, mencionó que debido a la mutilación del presupuesto se tiene que trabajar a marchas forzadas y sumarse con la sociedad civil y las empresas, porque es un gran reto hacer mucho con poco, priorizando obviamente el bienestar social, el cual no se logrará si no se tiene un medio ambiente sano, que además es de lo que se vive en el estado.

Lamentó que el gobierno federal haya tenido que hacer los ajustes en el presupuesto, no solo en materia ambiental sino en otros sectores, pero en el caso de su proyecto de gobierno por primera vez en la agenda pública se contempló como un eje principal el tema del medio ambiente y han logrado coordinarse con el gobierno del estado, el sector empresarial y las organizaciones sociales para establecer programa de conservación.

Además dijo que su gobierno aprobó el impuesto al derecho de saneamiento cuyos recursos recaudados van directo a un fideicomiso que justamente están encaminados al medio ambiente; recursos que coadyuvan a las acciones de protección y conservación.

Déjanos tus comentarios

- Advertisement -

Quizá te pueda interesar

Síguenos

4,785FansMe gusta
14SuscriptoresSuscribirte

Lo más leído

Z Gas en Cozumel, entre las ocho con el gas LP más caro a nivel nacional

Z Gas vuelve después de casi tres meses al listado de las gaseras que vende el gas LP para cilindro y tanque estacionario más caro del país

Rankig Alexa: Así cierran julio los medios digitales de Quintana Roo

Así quedaron los sitios al terminar julio en el Ranking Alexa, que está por alcanzar los 100 portales noticiosos en Quintana Roo

Comisión por apertura: ¿Qué es y cómo se calcula?

¿Estás por solicitar un crédito y buscas recomendaciones para tramitarlo, incluyendo cómo calcular la comisión por apertura? Entérate, aquí.
Déjanos tus comentarios
A %d blogueros les gusta esto: