CHETUMAL, QR.- La construcción de vivienda de interés social cayó en los últimos años más del 60 por ciento en la capital del estado, reveló el empresario inmobiliario, Juan Manuel Mercader Rodríguez.

Dijo que el desplome de este rubro de la construcción no fue motivado por la pandemia por Covid-19, sino por dificultades de trámites con la pasada administración municipal.

También te puede interesar: Apoyo bancario de Parque Industrial de Chetumal, a la deriva

“Creo que tuvimos el peor Ayuntamiento en la historia de Othón P. Blanco, no se autorizaron licencias ni permisos de construcción”, aseguró Mercader Rodríguez.

Entre las cuatro empresas inmobiliarias que operan en el sur del estado no se construyeron ni siquiera mil viviendas en los últimos tres años.

Antes de periodo del gobierno municipal que recién concluyó, anualmente la edificación era de al menos mil 100 casas de interés social.

“En estos momentos las cuatro empresas inmobiliarias que trabajamos en Chetumal, estamos paradas. Una tuvo que cerrar sus oficinas de ventas formalmente; otra, no está operando”, manifestó.

El actual ayuntamiento ha mostrado buena disposición para reactivar el sector en la capital de Quintana Roo.

El empresario señaló que debido al poder adquisitivo de los trabajadores anteriormente era muy difícil acceder a una vivienda de interés social, sin embargo, el Instituto Nacional del Fondo de Vivienda de los Trabajadores (Infonavit) generó un programa para juntar créditos, lo que ayudó a que las familias logren casas con precios más altos y acorde a sus necesidades.

La pandemia por Covid-19 no tuvo mayor afectación en las viviendas, sino la falta de disposición del ayuntamiento en el sector. De hecho, ni siquiera hubo cartera vencida en el pago de créditos de vivienda, refirió.

Comentó que en Othón P. Blanco hasta donde se tiene conocimiento solo hubo entre el uno y dos por ciento de desempleo, pero específicamente en Chetumal fue de cero por ciento.

Lo que ayudó a Chetumal es que la mayor cantidad de empleos dependen del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), debido a que laboran en la administración pública y no hubo despidos.

En el caso de los trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue en que  se registró esa baja de trabajadores, que dijo ya se ha recuperado.

Ni siquiera en los créditos de vivienda bancarios hubo mayores complicaciones, pues de acuerdo con el reporte de la Asociación de Bancos de México, Chetumal no aparece como un problema.

Según el Infonavit, una vivienda de interés social en Chetumal tiene un costo promedio de 450 mil pesos.

Bacalar, el “dormitorio” de Chetumal

En el caso de Bacalar, hasta la fecha no se han construido casas de interés social, pues Chetumal se ha convertido en su “dormitorio” como lo fue Cancún para la Riviera Maya hace algunos años.

Las condiciones de especulaciones de tierras y los altos costos de los predios no han permitido acuerdos para el establecimiento de programas de vivienda.

Más ahora, cuando Bacalar ha tenido un despunte en su desarrollo. Ocurre lo mismo con el destino turístico de Mahahual, perteneciente al mismo municipio.

“Para casas residenciales no hay ningún problema en el costo de la tenencia de la tierra, sin embargo, para desarrollos de interés social sí, pues lo que se busca para este tipo de casas es que tengan precios accesibles para el comprador final”, aseguró.

La carencia de servicios es otra limitante para este tipo de programas, pues los precios se elevan porque hay que llevarlos hasta las zonas de edificación de los asentamientos familiares.

La situación se complica más, si se considera que es el Ayuntamiento es el que tiene que garantizar los servicios públicos básicos.

Es necesario, acotó, generar los esquemas necesarios para establecer el desarrollo de viviendas, debido a la necesidad existente de que la gente que labora en Bacalar o Mahahual tengan su casa cerca de donde laboran.

“Para los empresarios venderles casa en Chetumal a los trabajadores de Bacalar o Mahahual significa ganancia, pero no es lo correcto en materia de desarrollo, pues tiene que haber un crecimiento equilibrado en este sentido”, mencionó.

Google News

Déjanos tus comentarios