CANCÚN, QR.- Si quieres conocer la diferencia entre la fecha de caducidad y la de consumo preferente, aquí podrás conocerla, con información de la Revista del Consumidor de septiembre de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

La dependencia indicó que, de acuerdo con la NOM-051-SFC1/SSA1-2010, es un requisito colocar en la etiqueta de los alimentos y bebidas la fecha de caducidad o de consumo preferente, la cual no debe ser alterada.

También te puede interesar: Nuevo régimen SAT: Conoce cómo beneficiará a 81.6% de contribuyentes

La fecha de caducidad es el día, mes y año límites en la que se considera que se eliminan o reducen las características sanitarias y de calidad que un producto preenvasado debe reunir para su consumo personal, una vez almacenado en las condiciones sugeridas por el responsable del producto.

La fecha de consumo preferente indica el día, mes y año en la que, bajo determinadas condiciones de almacenamiento, expira el periodo durante el cual el producto es comercializable y mantiene las cualidades específicas que se le atribuyen, tanto tácita como explícitamente.

Las características y recomendaciones de la fecha de caducidad, según Profeco, son:

  • No se debe consumir ningún alimento una vez cumplida la fecha de caducidad
  • Esta aparece en alimentos muy perecederos, como carne fresca, pollo o pescado
  • Se deben seguir las instrucciones de conservación, como refrigerar el producto, para no acelerar su fecha de descomposición
  • Si los alimentos se congelan después de adquirirlos, prolongará su conservación más allá de la fecha de caducidad

Mientras tanto, la fecha de consumo preferente, contempla:

  • El alimento sigue siendo seguro una vez pasada esta fecha, siempre y cuando el envase no esté dañado y se respeten las instrucciones de conservación
  • Una vez pasada la fecha, se puede empezar a perder el sabor y la textura
  • La fecha de consumo preferente aparece en alimentos refrigerados, congelados, deshidratados, enlatados y otros más

La Profeco realizó una serie de recomendaciones en caso de optimizar las fechas de consumo, para ahorrar desperdicios de comida:

  • Revisa las etiquetas de los alimentos para que no te lleves un producto dañado o caducado a casa
  • Revisa que la fecha de caducidad no haya vencido
  • No aceptes productos con rastros de descomposición u olores desagradables
  • Almacena los alimentos en casa bajo condiciones adecuadas
  • Si compras un producto similar, pasa los productos a la parte delantera de tu alacena, y coloca los nuevos en la parte trasera
  • Mantén los alimentos frescos en el refrigerador, utilizando contenedores herméticos con tapa
  • Revisa diariamente el estado de frutas y verduras, ya que son alimentos de rápido deterioro
  • Dona los alimentos que se desperdiciarán o sabes que no consumirás, antes de que llegue la fecha de caducidad

Banner Google News

Déjanos tus comentarios