Ajuste exprés de protocolo de manejo de cadáveres Covid-19

- Advertisement -

Jazmín Ramos | R360

Cancún, QRoo.- En Quintana Roo cuando se registró el primer deceso de la pandemia Covid-19, se desconocía el procedimiento a seguir, por ello el cadáver en el Hospital General de Cancún “Jesús Kumate Rodríguez”, tardó cuatros días para ser cremado y se entregarán las cenizas a los deudos. A raíz de ello las autoridades sanitarias comenzaron a difundir la Guía de Manejo de Cadáveres por Covid-19 en los hospitales y funerarias.

De acuerdo al protocolo se toman en cuenta varios aspectos que incluyen: la separación abrupta del ser querido, procesos de duelo, procesos de comunicación, así como de recepción y entrega de cuerpo. Está guía se encuentra disponible en la página web de la Secretaría de Salud.

- Advertisement -

También te puede interesar: Quintana Roo encabeza despido de trabajadores a nivel nacional

Aunque las propias autoridades refieren que no existe una evidencia actual sobre el riesgo de infección a partir de personas fallecidas por la pandemia, las medidas preventivas en materia sanitaria deben aplicarse para no exponer a la familia de las víctimas, las autoridades sanitarias y los servicios funerarios.

Entre los principales puntos del protocolo se encuentra el respetar la decisión de los familiares de ver el cuerpo si así lo solicitan después de su extracción de la sala de aislamiento o del área de urgencias.

- Advertisement -

No obstante, es importante explicarles a los familiares los riesgos y las inconveniencias que esto implica, de ahí que en los casos registrados en la entidad se reservan ese derecho.

Antes de entregar el cadáver, la familia deberá contratar un plan de disposición del cuerpo con los servicios funerarios que ellos dispongan, el personal mortuorio tiene que estar capacitado para el manejo y traslado de los restos, los cuales deben colocarse en una bolsa sellada.

Las funerarias tienen prohibido embalsamar el cuerpo por lo que deben proceder a la cremación inmediata;  una vez entregada la urna con las cenizas por disposición de las autoridades sanitarias no se permite la celebración de ceremonias, ni rituales religiosos que impliquen la concentración de personas.

- Advertisement -

En el caso de que la víctima por Covid-19 haya muerto en su casa se dará aviso al Servicio Médico Forense (Semefo) informándoles sobre las causas del deceso a fin de que se le asigne al personal el equipo correspondiente para garantizar su seguridad, quienes solamente realizarán una autopsia verbal.

Los forenses deberán tomar muestras del cadáver, las cuales serán remitidas a los laboratorios de vigilancia epidemiológica del sector salud para poder realizar el alistamiento del cadáver y su traslado.

Una vez que se certifique las causas del fallecimiento, los restos son entregados a los servicios funerarios.

Protocolo solo es en papel

A pesar del protocolo establecido por las autoridades sanitarias, la realidad es otra en los hospitales de Quintana Roo, de acuerdo a los testimonios de enfermeras, enfermeros, camilleros y médicos entrevistados por Ruptura 360.

El médico, R.O.E. del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dijo que si bien conocen el procedimiento para el manejo de las víctimas de Covid-19, se carece de insumos y material de protección, desde el personal de primer contacto hasta quienes manipulan los cuerpos para enviarlos al área mortuoria.

“El protocolo solo está en papel, se cumple lo que se puede, pues carecemos de todo, esa es la realidad. Se nos envió vía electrónica a todo el personal médico, pero por las necesidades que se tienen es difícil llevarlo a pie de la letra”.

A su vez la enfermera A.R.L de la clínica de especialidades de la 510 explicó que las disposiciones del manual indican que las unidades de salud deben verificar la capacidad y funcionamiento de la morgue, sin embargo estas no se llevaron a cabo por lo que hay deficiencias.

“Tampoco se cumplen los cuidados y medidas que el personal debe llevar a cabo al manipular los cadáveres, pues no hay caretas, lentes, guantes y batas”.

Dijo que ante la escasez, el personal es quien compra el equipo para la protección, además por la saturación de pacientes cuando se registra un descenso el cadáver no se traslada a la morgue con celeridad y el manual refiere que debe ser transferido lo antes posible.

Explicó que hay casos en los que  se tardan hasta una hora en retirar los dispositivos que tiene el paciente al momento de fallecer, con lo cual se incrementa los riesgos de contaminación.

De acuerdo al protocolo una vez que el cadáver es liberado del respirador y los aparatos de soporte, este debe introducirse en una bolsa de traslado biodegradable que reúna las características de impermeabilidad, pero también se carecen de ellas, por lo que son envueltos en plástico.

Por su parte el camillero C.D.F. explicó que las áreas de acopio de cadáveres también deben cumplir disposiciones del protocolo, las cuales tienen que estar iluminadas y con clima, pero a veces no se dan abasto y es común que por fallas eléctricas no se tenga la temperatura adecuada.

“Hacen faltan insumos  e incluso al final de cada mes se escasean los químicos de limpieza y sanitización,  eso es común. Entonces cuando se disparen los casos por la curva epidemiológica, no quiero ni pensar el caos, obviamente va a colapsar el sistema de salud”.

Aseguró que ante las condiciones actuales, difícilmente van a poder cumplir el protocolo, pues se carece del equipo de protección para el personal responsable de traslado y entrega del cuerpo, por lo que les toca improvisar, recalcó.

En el caso del Hospital General, la enfermera P.T.R. quien ha participado en las manifestaciones para exigir material e insumos  a fin de poder enfrentar la pandemia, admitió que las autoridades si emitieron el protocolo, pero solo es en papel, pues por las carencias no se cumplen ni al 50%.

“Trabajamos con lo que tenemos, el personal compra sus propios insumos y en el caso de los compañeros que tiene que manipular los cuerpos y entregarlos a las funerarias, la están sobrellevando, de hecho ellos compraron sus propios trajes”.

Mencionó que las autoridades hablan de apegarse al protocolo desde el primer contacto con el pacientes, pero no hay ni cubre-bocas, eso es lo básico, de ahí se pueden dar una idea de lo que pasa en las salas de aislamiento y las unidades mortuorias.

Cómo actúan las funerarias

Tras un sondeo por las funerarias públicas y privada de Cancún, se constató que para ofrecer el servicio a los familiares de víctimas del Covid-19 deben cumplir un protocolo, el cual les fue enviado vía electrónica por los Servicios Estatales de Salud.

En este se especifica que el personal que acude por el cadáver debe contar con protección, como cubre-bocas, guantes y un traje especial, además de una bolsa hermética para el traslado de los restos.

Para la contratación del servicio deberán contar con el certificado de defunción que emite el médico y en el caso de que la víctima haya fallecido en una casa, la funeraria puede enviar un doctor para expedir el documento, el cual cuesta entre 3 mil 500 a 4 mil, con ello se evita que el cuerpo sea trasladado al Semefo.

Las funerarias, tienen prohibido embalsamar los cuerpos por lo tanto se procede a la cremación inmediata, no se permite ningún tipo de ceremonia religiosa, en total los servicios fúnebres tienen un costo de entre 11 mil y 12 mil 500 pesos.

En cuanto a los servicios fúnebres del sector público, Luis Moreno Porihe, director de la Operadora y Administradora de Bienes Municipales (OPABIEM), en el Municipio de Benito Juárez, explicó que desde que se suscitó la primera víctima mortal del Covid-19, las autoridades sanitarias emitieron los protocolos para el manejo de los cadáveres a todas las funerarias del estado.

Dijo que cuando una persona fallece víctima de la pandemia, los familiares deben contratar los servicios fúnebres, ya sean públicos o privados; el personal de la funeraria debe contar con equipo especializado para la manipulación y traslado de cuerpo.

Una vez, que los familiares obtienen el certificado de defunción y solicitan los servicios fúnebres del municipio, envían al personal, el cual ya fue capacitado para reclamar el cuerpo, después se trasladan a las instalaciones de la funeraria en donde es cremado.

Indicó que los deudos lamentablemente no pueden despedirse de su familiar por disposición de las autoridades sanitarias, únicamente se le entrega las cenizas en una urna, esta pueden permanecer con la familia o comprar un nicho para su reposo, cuyo precio oscila entre los cinco mil a siete mil pesos.

Déjanos tus comentarios

- Advertisement -

Quizá te pueda interesar

Síguenos

4,785FansMe gusta
14SuscriptoresSuscribirte

Lo más leído

Alertan en Estados Unidos por gel antibacterial importado por México

El gel antibacterial mexicano que llega a suelo norteamericano está contaminado con metanol, una sustancia no aprobada en desinfectantes.

Ofertan empleos en Cancún para recuperar la economía

Suman 39 mil 889 personas atendidas en las ferias de empleos en Cancún, desde el inicio de la administración a la fecha.

Hay probabilidad de lluvias intermitentes en Quintana Roo

Pronostican para este jueves cielo mayormente medio nublado, con probabilidad de lluvias intermitentes ocasionales aisladas.
Déjanos tus comentarios
A %d blogueros les gusta esto: