MAHAHUAL, QR.- Apenas en el inicio de la temporada y Mahahual ya se encuentra desbordado de sargazo, aseguró el empresario restaurantero Román Antonio Chi Pat, quien agregó que la macroalga ya está ocasionando cierre de negocios y cancelaciones de reservaciones.

Los gobiernos federal, estatal y municipal han dejado en el abandono al destino y a los empresarios con el problema.

También te puede interesar: Sortea sargazo barrera de contención y arroba a costas de Mahahual

Para el restaurantero, el arribo del sargazo a la playa se salió de control; las acciones realizadas por la iniciativa privada local y los pobladores ya sobrepasaron la capacidad.

La principal afectación en estos momentos es para el turismo, pues la llegada de la macroalga y el olor alejan a los visitantes.

“No solo se trata de bañistas o visitantes locales, sino los que vienen de otras partes del país o internacionales, quienes ya comenzaron a cancelar sus reservaciones o cambiar su destino”, señaló.

Marina, con oídos sordos ante el sargazo

Resaltó que gran parte del problema es la mala colocación de la barrera antisargazo por parte de la Secretaría de Marina, la cual se ha negado a coordinarse con los pobladores.

Chi Pat manifestó que “se colocó la barrera, pero no sirve para nada, todo el sargazo llega a la playa, son millones de pesos tirados a la basura y la Marina se niega a escuchar a los empresarios y pobladores”.

Añadió que la Marina se ha cerrado completamente y las demás autoridades no han hecho nada por ayudar. Se han tenido algunas reuniones y se ha dejado en claro que la barrera fue colocada de forma incorrecta.

“Todo Mahahual está infestado de sargazo, es una tristeza que no se pueda hacer nada. No hay ninguna zona de playa limpia; todas las playas están infestada de sargazo”, dijo con preocupación.

Reiteró que no han recibido apoyo, pese a que las mismas autoridades han señalado que se prevé una temporada fuere de arribazón de sargazo.

El 95 por ciento de los negocios de la zona turística de Mahahual están resultando afectados y ya hay por lo menos dos negocios que han bajado sus cortinas. “Yo por ejemplo, me declaro quiebra técnica”.

Los empresarios están haciendo todo lo humanamente posible, pero la macroalga ya rebasó la capacidad del personal para retirar del agua y de la playa la planta acuática.

Solicitó apoyo urgente de las autoridades: “necesitamos personal y maquinaria, no queremos que ocurra como en años anteriores que el destino sea declarado zona de desastre natural”.

Recriminó que las autoridades no intervenir para remediar el problema del sargazo pese a que es algo cíclico, es decir conocen que es un tema de cada año y esperan hasta marzo para empezar a planear, pero terminan dando la ayuda, en su caso, hasta el mes de marzo.

Para Chi Pat las autoridades de los tres niveles deben considerar la afectación social y económica que trae consigo esta situación, pues detrás del empresariado hay trabajadores y familias.

La temporada de sargazo es de marzo a octubre, pero desde febrero ya se debería tener una planeación adecuada con los insumos, las herramientas y equipo para contrarrestar la macroalga.

Finalmente lanzó un exhorto a las autoridades: “cada año vamos a tener este problema por favor métanselo en la cabeza, necesitamos una planificación anual, no vemos ningún fondo destinado al sargazo, hoy en día tenemos toneladas del alga, algo se tiene que hacer”.

Google News

Déjanos tus comentarios