CIUDAD DE MÉXICO.- Los cines en México han sufrido, como otros establecimientos, los estragos de la pandemia. Millones de mexicanos dejaron de ir a las salas para quedarse en casa y cuidar su salud, lo cual repercutió en los bolsillos de cadenas como Cinemex o Cinépolis.

A más de un año de confinamiento, algunos complejos cerraron sus puertas. Mientras, otros siguen luchando por sobrevivir con aforos limitados y siguiendo las medidas sanitarias. Cupo limitado del 20 por ciento, uso de cubrebocas y gel antibacterial.

También te puede interesar: Gobierno de la 4T combate la privatización de playas

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine) las pérdidas de los cines en México son cerca del 96 por ciento, respecto a las cifras de 2019.

El futuro de los cines

Además, con la pandemia, plataformas de streaming, como Netflix, HBO, Disney Plus, etc., crecieron exponencialmente debido a su gran variedad de contenido de entretenimiento, y sin la necesidad de salir de casa.

Esto puso más “entre las cuerdas” a los complejos cinematográficos, que conforme pasó el tiempo, se vieron obligados a despedir personal, reducir sueldos a la mitad y disminuir las jornadas laborales.

Así lo contó Susana a Milenio, ella trabajó más de 10 años en establecimientos de Cinemex, y describió que del Covid-19 se habló desde enero del 2020. A lo largo de febrero estuvieron pendientes de su expansión y para marzo recibieron la indicación de seguir las medidas de seguridad sanitaria.

Luego, los pagos no se lograron solventar, unos renunciaron y a otros les dieron las gracias. Recibir a 10 personas era mucho, hasta que se apagaron sus luces y cerraron cortinas.

Ante esta situación, el periodista Rafael Pérez Gay, augura una nueva época para el cine, en la que quizá, ya no existirá más que en la memoria.

Banner Google News

Déjanos tus comentarios