CANCÚN, QR.- Bajo la administración del gobernador Carlos Joaquín González, cuyo mandato inició en 2016, Quintana Roo alcanza la cifra de nueve de cada 10 homicidios, ligados al narcomenudeo.

Con su gobierno, el narcotráfico también desarrolló un franja visible para la venta de narcóticos, que se extiende de las playas de Isla Mujeres, a la Riviera Maya.

También te puede interesar: Disputan la Riviera Maya cárteles mexicanos y la mafia internacional

Si bien parte de la responsabilidad en el tema del narcotráfico es federal, el combate a este flagelo, así como la resolución de carpetas relacionadas con homicidios, es del ámbito estatal.

En su edición de hoy, el periódico Milenio da a conocer esta cifra y revela que Marihuana y cocaína son las drogas más demandadas por los consumidores, dentro de un menú que incluye éxtasis, metanfetaminas, entre otras sustancias que son despachadas por los narcomenudistas en las arenas, bajo el camuflaje del comercio ambulante.

El jueves, en La Mañanera, el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, dio a conocer que las drogas sintéticas han ganado terreno sobre otras. Dos de esos narcóticos, se venden en las playas de la zona norte de Quintana Roo: éxtasis y la metanfetamina.

Fue bajo el gobierno de Carlos Joaquín, que las bandas del narcotráfico se apoderaron de las playas de Quintana Roo, así como puntos emblemáticos de los distintos centros turísticos, como la Quintana Avenida, en donde proliferan los vendedores de droga al menudeo.

El gobierno federal envió refuerzos de la Guardia Nacional, del Ejército y de la Armada de México, denominado como Batallón Turístico, para reforzar la vigilancia en las playas de Quintana Roo.

Los enfrentamientos de grupos del narcotráfico en las zonas de playas, como los ocurridos en Tulum o Puerto Morelos, revelan fallas en la estrategia estatal para combatir este flagelo.

Crecimiento del menudeo de drogas en los últimos 5 años

El diario Milenio señala que la Fundación Colosio estableció que, basado en datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el narcomenudeo en la entidad creció 191 por ciento en los últimos cinco años, lo que va de la mano con el aumento de 309.5 por ciento en homicidios y el alza del 238 por ciento en extorsión.

Esos cinco años son los del gobierno panista de Carlos Joaquín González.

El fiscal Óscar Montes de Oca reconoce que nueve de cada 10 homicidios ocurren por narcotráfico, siendo el asesinato el delito que más lastima a la sociedad.

Con la presencia de al menos cinco cárteles disputando los arenales de Quintana Roo, delitos como el cobro de derecho de piso a negocios, así como la extorsión, han tenido un repunte bajo la administración joaquinista.

Google News

Déjanos tus comentarios