CHETUMAL, QR.- Los trabajadores sindicalizados del Colegio de Bachilleres de Quintana Roo (Cobaqroo), no solo no regresarán a clases presenciales el 30 de agosto, sino que están a punto de irse a huelga por la falta del pago de sus prestaciones salariales.

José Gabriel Sulú Martínez, secretario general del sindicato, indicó que el gremio siempre se ha mostrado respetuoso con las autoridades educativas, tanto de la Dirección General del Cobaqroo, que encabeza Rafael Romero Mayo, como de la Secretaría de Educación (SEQ), que dirige Ana Isabel Vásquez Jiménez.

También te puede interesar: Capital Política: Doble discurso de Carlos Joaquín en regreso a clases

Han sido tantas veces que dichas autoridades han pasado por alto las condiciones generales de trabajo que obligaron al emplazamiento a huelga, cuya notificación fue ingresada al Tribunal de Conciliación y Arbitraje (TLCA), aseguró el líder sindical.

De no ocurrir cambios, la huelga estallará el próximo 13 de septiembre.

La situación que causó malestar a los sindicalizados, fue el incumplimiento del pago de prestaciones y otros derechos laborales como:

  • Bono de puntualidad
  • Incrementos anuales
  • Concepto K1 por evaluación docente
  • Apoyos para lentes y aparatos ortopédicos

Además, el sueldo quincenal se paga con retraso de más de un día

Incrementos el el colegio no se han pagado desde 2020

Sulú Martínez explicó que solo se les ha pagado el incremento salarial del 2019, que es bipartita entre estado y federación, el cual se pagó en enero de 2020, aclara, pero no se ha cubierto lo correspondiente al año pasado y el 2021.

No hay fecha y el adeudo aproximado por este concepto es de cinco millones y medio de pesos.

En el Cobaqroo son poco más de mil 500 los trabajadores, de ellos 720 sindicalizados (de base) y 800 de confianza.

Todos los atropellos, de acuerdo con el secretario general, han sido sin avisos, razón ni fundamento.

En el caso de los trabajadores de confianza, dijo, están indefensos pues ellos no pueden levantar la voz porque podría haber represalias, pero aseguró que son victimas de presiones por parte de la Dirección General de la institución.

A los de empleados de confianza además les han retirado los bonos de:

  • Antigüedad
  • Productividad
  • Día de la Madre
  • Día del Padre

De la situación están consientes Rafael Romero Mayo y Ana Isabel Vázquez Jiménez, quienes, según el líder sindical, hacen “oídos sordos” a las quejas, por ello hace un llamado al gobernador Carlos Joaquín para encontrar una solución.

El Colegio de Bachilleres no vuelve a clases presenciales

Otra de las complicaciones en estos momentos es el regreso a clases presenciales, pues el sindicato no ha sido informado de ninguna estrategia, tanto de la Dirección General como de la SEQ, para aplicar en las escuelas y evitar contagios por Covid-19.

Desde el 7 de agosto pasado, y ante la pasividad de las autoridades educativas, vía oficio se solicitó información al respecto, pero no se tuvo respuesta.

Hubo la necesidad de enviar otro oficio y la respuesta fue una convocatoria para una reunión el próximo 30 de agosto, el día de inicio del ciclo escolar.

Al menos los 720 profesores sindicalizados no retornarán a las actividades en las aulas hasta que no haya garantía de seguridad para los 16 mil alumnos, de los 47 planteles del Cobaqroo y para los docentes, aunque sí seguirán impartiendo cátedra a distancia.

Google News

Déjanos tus comentarios