El mundo de las criptomonedas se ha vuelto ya un tema recurrente en la vida diaria de aquellos que pasan sus días en internet, y esto se debe principalmente gracias a que estos han conseguido “liberalizar” el mercado abriendo una nueva forma de generar ingresos para muchas personas, quienes lo convirtieron en algo completamente rentable.


Índice de contenido

  1. El nacimiento de un nuevo mercado
  2. Los NFT se abren paso en los videojuegos
  3. Muchas variables determinantes
  4. ¿Un impacto positivo o negativo?
  5. En camino hacia una moneda digital

Debido a la situación sanitaria por la que atraviesa el mundo desde la llegada del Covid-19, las criptomonedas han sido una alternativa para ganar dinero. Y es aquí cuando recientemente gracias a las redes sociales los juegos NFT comenzaron a llamar la atención, una manera de inversión redituable de una manera “fácil y divertida”, pero a pesar de ello, no todo siempre es color de rosas en estas cosas.

El nacimiento de un nuevo mercado

Los NFT o Non Fungible Token, o al español, tokenes no fungibles, siendo un activo digital que pueden representar algo real o no, pero que aun así son algo único y puede ser propiedad total de una persona, por lo que puede realizar lo que desee, siendo algo fiable gracias a sus certificados y la seguridad del sistema de Blockchain.

También te podría interesar: Entre juegos y letras: Los mods han sido un gran aporte a los videojuegos

Los NFT surgieron como algo centrado en el arte, fotografías o videos, en el cual las personas creaban sus propias obras con un certificado único, lo que les permitió el poder venderlas por una cantidad considerable, es así el como fue posible que una obra NFT se vendiera hace unos meses por 69 millones de dólares.

El impacto de los juegos NFT
“Beeple” es la obra digital más cara de la historia (Cortesía: Vandal)

Al establecer paralelismos, si vendieran algunas guitarras en serie su valor es estándar, pero si estuviera firmada por Jimi Hendrix su valor se dispara completamente al ser un artefacto único. Esto sucede de una manera similar con esos activos digitales, solo que es esto, certificados digitales para fanfarronear en línea.

Los NFT no son algo totalmente nuevo, ya que desde el 2014 ya se abría un espacio en este mercado, pero que más recientemente con la introducción en los videojuegos han tomado un nuevo interés.

Los NFT se abren paso en los videojuegos

Gracias a la tecnología del blockchain, los videojuegos han dejado de ser una actividad meramente lúdica para poder producir dinero de una manera muy literal, teniendo como precedente el primer “juego” —que realmente era más venta de arte— CryptoKitties en 2015, el cual ha logrado un crecimiento exponencial con los años al punto de que según el portal Venture Beat facturaron 476 millones de dólares.

Es así como compañías externas comenzaron a invertir en este marcado, llegando al caso de Mark Cuban con su inversión de 7.5 millones de dólares para iniciar un nuevo juego que marcaría un antes y un después para este mercado de los NFT: Axie Infinity

El impacto de los juegos NFT
Gracias a pequeñas mascotas espaciales numerosas personas ganan cientos de dólares (Cortesía: Malavida)

De esta manera es posible ver como el resultado fue más que favorable gracias a los datos proporcionados por los mismos: 196 millones de dólares en el plazo desde que salieron con más de un millón de jugadores activos en la aplicación.

Esto ha resultado sumamente atrayente para muchas personas, lo que ha hecho que el token (es decir, su moneda de juego equivalente al precio real) poco a poco subiera su precio, consiguiendo una mayor inversión y asegurando mejores ganancias.

El motivo principal de este éxito es por la sostenibilidad de la moneda (que recae directamente en los jugadores) y la transparencia y decisiones que tomen los desarrolladores conforme al juego, por lo que gracias a este apoyo de los usuarios y terceros al juego sea algo sólido, siendo así la razón por la que en los últimos meses se ha introducido la mecánica de los NFT en más juegos como Alien Worlds o God Unchained.

Muchas variables determinantes

Ahora bien, el mercado de los NFT es muy similar a las acciones la bolsa de valores, y con esto me refiero a su volatilidad en el precio, ya que cada uno de estos tokens conlleva el riesgo de que pueda devaluarse y tener un valor inferior al adquirido, o, por el contrario, se eleve exponencialmente y genere muchas ganancias.

Esta situación es muy común sobre todo para los juegos NFT que se están abriendo un lugar en el mercado y aún no poseen una economía del todo sólida, por lo que invertir en ellos puede resultar algo realmente complicado y riesgoso, de cierta forma la metáfora de “un arma de doble filo” es la mejor forma de definir esta apuesta.

El impacto de los juegos NFT
Invertir en estos juegos es una apuesta que puede salir mal en cualquier momento. (Cortesía: CoinMarket)

Al tomar por ejemplo lo sucedido con Plants Vs. Undead, un videojuego NFT que comenzó de una manera completamente prometedora, pero que, debido a fallas en el sistema y mala toma de decisiones por los desarrolladores, su Token caería casi el triple de su precio y sobreviviendo a duras penas. Este caso demuestra plenamente lo que sucede en una economía digital que es altamente volátil.

¿Un impacto positivo o negativo?

El mercado de la criptomoneda se ha venido demonizando desde su salida debido al gran daño medioambiental por el uso de estos equipos especializados para la minería que consumen una gran cantidad de energía, siendo directamente un daño al planeta a costa de conseguir dinero.

Los juegos NFT son una ramificación de estas criptomonedas, que a pesar de ser más “amigables”, ya que no requiere esta inversión de energía, de cierta forma acaba avalando a este sistema que termina siendo perjudicial a mediano y largo plazo, principalmente debido a la situación ambiental por la que se atraviesa.

Pero, por otro lado, la presencia del mercado de las criptomonedas y ahora los NFT es un paso adelante en lo que respecta a la liberalización de la economía, consiguiendo de esta manera que las personas tomen una parte activa y dependa casi meramente de ellos. Además de que es un paso adelante en un cambio que se previno que sucedería en algún momento: El cambio a una moneda totalmente digital.

Por ende, si bien es cierto que esta tecnología es dañina, ya no se puede luchar en contra corriente para combatirla, pero lo que si es posible conseguir es buscar alternativas o construir versiones más amigables a estos equipos para que funcionen de una manera menos dañina para el ambiente y a su vez, para los inversores, porque a fin de cuentas es una cuestión de intereses.

Esta nueva moneda de curso que ha tenido un “boom” durante la cuarentena, e incluso se ha vuelto el pan de cada día en países como Filipinas o Venezuela que son la alternativa más viable para conseguir dinero, siendo esta nueva alternativa un cambio inevitable que es necesario adaptar lo más pronto posible para conseguir mejores resultados.

En camino hacia una moneda digital

Los NFT son un mercado que se encuentra en auge y que no ha llegado aún a su punto más alto, por lo que resta esperar lo que pueda suceder en un futuro, ya que todo esto descansa en la responsabilidad de los usuarios que confían en estos proyectos, y en los equipos desarrolladores de estos juegos para salir adelante.

Es muy probable que en algún momento el mercado de criptoactivos pueda ser sometido a leyes internacionales para su regulación, e inclusive grandes empresas quieran formar parte de esto para tener su trozo del pastel, pero es algo que solo se podrá ver con el tiempo.

El futuro de estos juegos es prometedor, ya que consigue combinar este factor de poder “trabajar mientras te diviertes” de una manera muy literal, y que tal como indican las graficas de Statista, seguirá en crecimiento durante mucho tiempo.

Déjanos tus comentarios