CIUDAD DE MÉXICO.- En un oficio enviado a la Unidad de Inversión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público con fecha del 1 de febrero de 2022, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) solicitó recalendarizar y retrasar por un año el proyecto del Tren Maya, de manera que, en lugar de que el calendario de inversiones concluya en 2022, se irá hasta diciembre del año próximo.

El documento, obtenido por el periódico El Universal, revela que en 2021 fue necesario recortar 20 por ciento el presupuesto de la obra ferroviaria, mientras que el año pasado también se redujo en 40 por ciento.

También te puede interesar: Renuncian más de 100 tras la salida de responsable del Tren Maya

En 2023, Fonatur dispondrá de 55 mil 406 millones de pesos, que no estaban previstos de ejercerse originalmente, para dar continuidad a los trabajos al proyecto.

El fundamento legal del oficio para la “modificación de Calendario Proyecto Tren Maya” advierte la necesidad de contar con un techo presupuestal requerido para llevar a cabo el programa de contrataciones “correspondientes a los ejercicios 2022 y 2023, conforme al programa de ejecución establecido en las condiciones contractuales de cada uno de los tramos asignados y programas, que permitan el desarrollo y eventual puesta en marcha del proyecto”.

La recalendarización, detalla el oficio, “no implica una variación del monto de inversión total ni de las metas físicas programadas a las permitidas por la normatividad aplicable vigente, por lo cual no se requerirá llevar a cabo una actualización del documento de análisis costo-beneficio”, aunque sí de las fechas de ejecución de recursos.

El costo del proyecto de acuerdo con el documento enviado a la SHCP es de 167 mil 341 millones de pesos, cifra que sigue pese a la recalendarización.

Obra del Tren Maya, con avance de 28%

Además, de acuerdo con el Observatorio del Gasto de la Secretaría de Hacienda, la obra lleva un avance físico de 28% a marzo de 2022.

El Tren Maya, de acuerdo con información de Fonatur, tiene como objetivo la provisión del servicio de transporte férreo que interconectará las principales ciudades y zonas turísticas de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo a través de una línea ferroviaria de aproximadamente mil 440 kilómetros. El proyecto permitirá conectar los cinco estados mediante un servicio de ferrocarril para carga y pasajeros.

Desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocerla, la obra ha modificado alcances y cambios respecto al análisis costo-beneficio original.

De entrada, de ser un ferrocarril con recorrido de mil 502 kilómetros, ahora es de mil 440 kilómetros, según se aprecia en los registros de la SHCP.

Además de los señalamientos que han hecho grupos ambientalistas, el 21 de febrero de este año la Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer que el Tren Maya  se encareció, pues advirtió que su costo pasó de 141 mil a 180 mil millones de pesos.

En su tercer informe sobre la Cuenta Pública 2020 detalló que el monto de la inversión prevista se elevó en 27 por ciento y alertó sobre la posibilidad de que el megaproyecto no esté listo en 2023, como lo tiene previsto el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Google News

Déjanos tus comentarios