CANCÚN QR.- María Guadalupe Morales Garza, quien se presenta en la actualidad como subgerente de diseño del Tren Maya, había desempeñado antes cargos de arquitecto junior en agencias de diseño y entre sus proyectos destacados se encuentra la creación de estantes para la tiendas Dunkin Donuts.

La pasante de arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se incorporó al Gobierno de México en 2019 en una posición de arquitecta en la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano, para después trasladarse al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), como analista especializada.

También te puede interesar: El Tren Maya está destruyendo un ecosistema valioso: Gael García

Documentos internos de Fonatur revelan que entre sus primeras tareas sobresalen sus viajes a Campeche a principios de 2021, en calidad de comisionada de la división de infraestructura del Fondo, para participar en la estrategia de comunicación y relocalización de viviendas y comercios en comunidades que serían impactadas por la construcción de los tramos 1 y 2 del Tren Maya.

Durante esas visitas participó en reuniones con el equipo ONU Hábitat y supervisó avances de los trazos para encontrar áreas de oportunidad y apoyar desde oficinas centrales en temas técnicos, administrativos y jurídicos para liberar el derecho de vía.

Morales Garza entró en contacto con pobladores de las regiones afectadas para colaborar en estrategias de aceptación del proyecto, justo en las rutas que se observaban más complicadas para el Tren Maya.

La pasante de arquitectura reportó como resultados obtenidos por su trabajo, logro en avances en el seguimiento de la compra de terrenos por donde pasaría la obra, así como en la estrategia de comunicación sobre el Tren Maya en Campeche y en la revisión de las propuestas de lotificación en aquellas zonas.

Pero los resultados presentados por la funcionaria a sus superiores, distan de ser favorables, según destaca el columnista Mario Maldonado, de El Universal.

Señala el analista que los tramos 1 y 2 del Tren Maya están suspendidos por una resolución de amparo que ratificó el Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo y Administrativa del Decimocuarto Circuito para retirar la Manifestación de Impacto Ambiental a Fonatur, a petición de las comunidades en las que presuntamente estuvo Morales Garza.

Mario Maldonado señala que el Tren Maya se estimó originalmente en 120 mil millones de pesos y ya lleva 230 mil millones.

Google News

Déjanos tus comentarios