CAMPECHE, Camp.- Alterar la ruta original del Tren Maya en Campeche para que no pase por la capital le va a costar al Gobierno más de 4 mil 600 millones de pesos.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) adjudicó directamente a la constructora Mota Engil un contrato de 4 mil 667 millones de pesos, IVA incluido, para diseñar y construir un libramiento de 18.3 kilómetros entre las localidades de China y Campo de Tiro, en Campeche.

También te puede interesar: Confronta nuevo trazo del Tren Maya al Presidente y ambientalistas

El contrato fue firmado el 23 de diciembre, pero su vigencia inició el 23 de febrero, con plazo hasta el 31 de diciembre de 2026, aunque la obra tendría que estar terminada a mediados de 2023, según documenta el periódico Reforma.

La construcción del Tramo 2 del tren, 235 kilómetros de Escárcega a Calkiní, fue ganada en mayo de 2020 por Cicsa, empresa de Carlos Slim, por 18 mil 554 millones de pesos con IVA, y un plazo de ejecución que supuestamente terminaría en julio de 2022.

Sin embargo, la oposición de comunidades locales y construcciones históricas en la ruta original, llevaron al cambio de trazo, que el ex director de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, anunció el 24 de agosto de 2021, agregando que habría ahorros de 2 mil millones de pesos al no pasar por la ciudad de Campeche.

Ahora, Mota Engil tiene que elaborar el proyecto ejecutivo, suministrar los materiales, construir la plataforma y vía férrea y realizar adecuaciones carreteras, en paralelo con la obra de Cicsa, sin que hasta ahora se hubiera publicado algún convenio modificatorio para reducir el monto.

Según las imágenes que difundió Fonatur en agosto de 2021, el libramiento irá por el Periférico Pablo García y Montilla, que rodea la ciudad de Campeche, para retomar la ruta por la carretera Campeche-Mérida.

Buena parte de ese tramo no tiene zonas habitacionales, sino vegetación, que tendría que ser talada para abrir espacio a la plataforma del tren.

Carencias del proyecto ejecutivo del Tren Maya en Campeche

La Academia de Ingeniería de México (AIM), testigo social de la adjudicación a Mota Engil, mencionó en su reporte “carencias preocupantes” del proyecto ejecutivo, que se debe entregar en seis meses y costará 95 millones de pesos.

“Los estudios geotécnicos y geohidrológicos iniciarán simultáneamente con el proyecto ejecutivo, y tomarán cuatro meses. ¿Con qué información trabajarán los ingenieros que estarán elaborando dicho proyecto ejecutivo, particularmente los trabajos iniciales de movimientos de tierra, cimentaciones o alcantarillas, que están programados para comenzar en los meses tres y cuatro? ¿Con qué información de ingeniería iniciarán dichas obras”, cuestionó la AIM.

El 5 de enero de 2022, Morta Engil entregó un documento con la planeación integral y proceso constructivo del libramiento. De las 211 páginas -destacó la AIM-, sólo tres renglones se ocupan del proyecto ejecutivo.

“La firma del contrato no fue realizada conforme a la normatividad, ya que no fue atestiguada por el testigo social y la fecha de firma es inconsistente con la correspondencia, así como con el tiempo que tardó Fonatur en informar dicha firma. Tal falta de comunicación y el retraso en la suscripción del contrato, son contrarios a los criterios de eficacia y transparencia que rigen al servicio público”, dice el informe.

Google News

Déjanos tus comentarios