BACALAR, QR.- Prestadores de Servicios Náuticos se oponen a que se otorguen más permisos para la operación de embarcaciones en la Laguna de Bacalar, al considerar que hay una sobresaturación.

Lo anterior, luego de que hace unos días la Secretaría de Marina (Semar) anunció el establecimiento de oficinas en el noveno municipio, para la tramitación de permisos para que embarcaciones puedan operar en el cuerpo de agua.

También te puede interesar: Desarrollo inmobiliario, una nueva amenaza en la Laguna de Bacalar

La Semar informó que la intención es la regularización para que todos los barcos cuenten con un registro oficial y que a través de ello se lleve un control.

Para la autoridad naval la “Laguna de los Siete Colores” no presenta saturación de embarcaciones, ya que hay espacios en los cuales no transitan unidades acuáticas, es decir, barcos, catamaranes y yates.

Edwin Cano Álvarez, presidente de la Asociación de Servicios Náuticos del municipio, no está de acuerdo con las declaraciones de la Semar.

Aseguró que hay un exceso de lanchas que operan en la Laguna de Bacalar, pues hasta hace poco más de tres años alrededor de 50 prestaban servicio.

En la actualidad ya suman aproximadamente 300 embarcaciones que navegan en diversos puntos de la laguna.

Esta situación, consideró, pone en riesgo el equilibrio ecológico y por ello es importante no autorizar más permisos, además de depurar las que no cuenten con autorización formal.

Responsables de la contaminación de la Laguna de Bacalar

Las unidades que operan sin permiso en la Laguna de Bacalar son, desde su punto de vista, las que han causado contaminación por derrames de aceites, combustibles, pintura de los cascos, óxidos y otras sustancias tóxicas.

La presión ejercida por los prestadores de servicios náuticos provocó la cancelación de un evento musical en el interior de la laguna hace unos días.

Se trataba de la presentación del dj Frank Von D. abordo de pontones, un tour de aproximadamente cinco horas en el que participarían otros seis músicos.

También impidieron a finales de octubre la incursión de una empresa foránea de nombre Enva Tours, que pretendía poner en operación una lancha transparente.

Google News

Déjanos tus comentarios