CANCÚN, QR.- Un desarrollo inmobiliario de 950 casas amenaza la Laguna de Bacalar, donde ya se han talado cuatro hectáreas de selva para caminos, acusaron habitantes del lugar.

Vecinos se percataron que, desde noviembre de 2020, trabajadores de la desarrolladora Depi del Caribe S.A. de C.V. realizaron el desmonte para el proyecto denominado Arrivée Lagon Bacalar.

También te puede interesar: Laguna de Bacalar, al borde del colapso ambiental

Señalaron que interpusieron denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), pero la dependencia sólo impuso una multa de 100 mil pesos.

La comercialización de los lotes continúa, de acuerdo con miembros del Consejo Ciudadano y Científico PRO-Restauración y Preservación del Acuífero y Sistema Lagunar de Bacalar.

Síguenos en Google Noticias desde tu celular para estar siempre al día

“Nosotros no vemos que la autoridad haga algo al respecto, la empresa no tiene ningún permiso para hacer su desarrollo y menos para deforestar la selva”, destacó Nicolás Uribe, habitante de la zona.

Sin autorización

La Unidad de Gestión Ambiental del Programa de Ordenamiento Territorial (POET) de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo, indica que para costa Bacalar son incompatibles:

  • Asentamientos humanos
  • Centros de población
  • Infraestructura
  • Turismo hotelero, entre otros usos

“Si nadie protege la selva, si a la autoridad no le interesa la biodiversidad, nosotros vamos a defenderla, porque ya Bacalar es un ecosistema muy delicado”, agregó.

Arrivée Lagon Bacalar se promociona como un “Proyecto eco-residencial” de 400 lotes y 950 unidades de vivienda.

También te interesa: Fiscalía muestra desinterés en caso de motociclista arrollado en Chetumal

Los lotes se ofertan en pre-venta desde 1.4 millones de pesos en el poblado Buenavista, a la orilla de la laguna, según información de Milenio.

Banner Google News

Déjanos tus comentarios