CANCÚN, QR.- El cambio del tramo 5 sur del Tren Maya, que correrá de Playa del Carmen a Tulum, fue cambiado porque estorbaría los accesos a los hoteles de la Riviera Maya y no porque era un área de socavones, como originalmente argumentó el Gobierno de México.

Toni Chaves, presidente de la Asociación de Hoteleros de la Riviera Maya, confirmó al diario Milenio en entrevista que en un inicio el tren iba a pasar sobre la carretera Cancún-Tulum; sin embargo, se acordó con la iniciativa privada cambiar la ruta para que transitara por otro espacio, pues el plan original estorbaría en los accesos de centros turísticos.

También te puede interesar: Arqueólogos solicitarán ajustar tramo 5 sur del Tren Maya

“De esta forma se acordó que el Tren Maya pasaría ahora sobre terrenos que en su momento eran propiedad de empresarios hoteleros y se venderían al gobierno federal, a través de la figura de expropiación consensuada”, indicó el directivo a Milenio.

Las obras fueron iniciadas en el derecho de vía que se encuentra en la carretera federal. Se estaban poniendo las estructuras de varillas a pocos metros de donde inician los puentes elevados de acceso a Playa del Carmen, pero se suspendieron los trabajos de construcción.

Desde Palacio Nacional, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el nuevo trazo pasaría por los “espaldares” de los hoteles. A principios de enero, la Asociación de Hoteleros de la Riviera Maya informó que 90 por ciento de los propietarios de hoteles en la zona estaba de acuerdo en que el tren pasara a espaldas de su propiedades.

A mediados de enero, el Gobierno de México publicó la declaratoria de causa de utilidad pública de terrenos de propiedad privada, en el Diario Oficial de la Federación la cual dio  pie a la expropiación de 198 terrenos privados en Quintana Roo que abarcan una superficie total de 241 hectáreas.

Pago por terrenos, por debajo de su valor original

Ahora, los hoteleros de la Riviera Maya se quejan de que se les está pagando por las tierras el 10 por ciento de su valor original.

Toni Chaves confirmó que para modificar el trazo del tramo 5 sur del Tren Maya, el gobierno federal compró tierras a hoteleros para construir ahí el proyecto prioritario, por los cuales pagó 90 por ciento menos de su valor original.

“El precio que se manejó con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) fue de 200 y algo de pesos por metro cuadrado, es un precio simbólico, porque los predios tienen un valor aproximado de 2 mil pesos el metro cuadrado”, dijo Toni Chaves a Milenio.

El presidente de los hoteleros señaló que el proceso de venta de los espacios ya se concretó tras una serie de reuniones con Sedatu, por lo que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y el gobierno federal ya se encuentran trabajando sobre ellos.

Google News

Déjanos tus comentarios