elecciones
Elecciones, ¿por quién votar?

Como en cada elección, una vez más se ha puesto de moda la “brincadera” o “chapulineada” en los partidos. Las negociaciones y los caprichos no cumplidos y los chantajes hacen que “políticos” o “lideres” amaguen con llevarse a sus equipos y seguidores adonde mejor les ofrezcan.

Otro de los fenómenos es los que han saqueado hasta el cansancio las arcas municipales, los ex presidiarios y los recomendados de los padrinos del todo poderoso, que son impresentables en cualquier lugar, pero que la Ley les permite tener vigentes sus derechos políticos.

También te puede interesar: Renuncia Orlando Muñoz al PRD tras 24 años de militancia

Es increíble que hasta hace poco algunos inclusive se decían delicados de salud para poder salir de la cárcel y llevar su proceso en un “hospital” y ya después en casa.

Hoy están en cargos públicos por haber sido candidatos y aquellos que por fin libraron sus expedientes, ahora salen de nuevo a las calles con tal desfachatez que raya en lo cínico en la política.

También tenemos a los juniors del actual gobierno a punto de salir millonarios en solo un sexenio: casas, yates, mansiones, autos de lujos, ranchos, escoltas, cuentas bancarias, en fin el sueño hecho realidad de cualquiera que aspira a ser de la nueva élite.

Y de ahí los simples mortales: un puñado de “activistas” o “líderes de opinión” rasgándose las vestiduras sólo en las redes sociales, haciéndose víctimas o héroes para querer componer ya no el mundo, al menos su colonia.

Por eso luego nos preguntamos, ¿por qué la apatía de la gente? ¿Por qué tanta desilusión?
¿Qué no hay otros?: Pues claro que no hay.

¿Por qué no ha querido levantar la mano una nueva clase política para hacer bien las cosas? Porque la actual mafia política está bien adiestrada en el arte de la negociación para no perder sus privilegios.

Solo cheque la cantidad de ex priistas hoy abarrotando las filas de Morena y el Partido Verde. Cheque a ex presidentes municipales y ex tesoreros buscando impunidad en los partidos de moda, siendo financiados por dinero robado de los ayuntamientos.

Diría el clásico: “que todo cambie para que todo siga igual”.

El duelo en la elección de 2022

El duelo está hoy en realidad en dos coaliciones. La primera, con el poder y la fuerza de un Presidente y la segunda, con toda el vigor de los partidos tradicionales que han saqueado los estados y municipios con sus figuras ya desgastadas y muy corruptas.

De los demás ni mencionarlos: personajes grises y muy ingenuos o muy vivales sacando algo de dinerito de las campañas.

¿Que es mejor o qué es peor? ¿Más vale malo conocido que bueno por conocer? ¿O no importa que sean nuevos y no sepan los demás ya han robado mucho?

Ese es nuestra realidad y lamentablemente así seguiremos por varias elecciones más.

Google News

Déjanos tus comentarios