En esta ocasión hablaremos de cómo mejorar la experiencia jugando videojuegos retro, ya que al comenzar con una colección surgen varias dudas, desde televisiones o monitores hasta artículos o accesorios para disfrutar de las consolas de antaño.

Como sabemos, las consolas de la actual generación ya utilizan un sistema HDMI, lo que se traduce a interfaces de alta definición, y que permiten transmitir audio y video sin comprimir desde una consola a una televisión y con un único cable.

También te puede interesar: Retrocollector: El dilema de los videojuegos graduados

Sin embargo, en las consolas retro, se manejaba un sistema con conectores RCA para video compuesto, incluyendo tres conectores de colores amarillo (para video), blanco y rojo (para sonido estéreo).

La primera desventaja para jugar videojuegos retro en la actualidad, es que gradualmente, las “Smart TV” han suprimido estas entradas, lo que vuelve “obsoletas” a las consolas retro.

Existen algunas soluciones ante este problema, si te encuentras a punto de estar jugando videojuegos retro:

1. Adaptador RCA a HDMI: Se encuentran en páginas de comercio electrónico, como Amazon o Mercado Libre, y las más básicas cuestan hasta 10 dólares (unos 200 pesos mexicanos, aproximadamente). Sin embargo, la desventaja es que la señal es adaptada y no escalada, por lo que la calidad de la imagen se perderá y se “pixelará”.

2. Escalador: Existen escaladores (como Retrotink) que sí logran transformar la imagen analógica a HD (720p) o Full HD (1080p), logrando resultados muy óptimos en las televisiones modernas.  ¿La desventaja? Su precio, pueden costar desde 80 hasta 300 dólares (1,600 a 6,000 pesos mexicanos, aproximadamente).

3. Smart TV “viejita” o con entrada AV: Las primeras televisiones smart aún cuentan con entradas RCA, por lo que si encuentras una que tenga entrada HDMI y además RCA, estarás disfrutando de “lo mejor de ambos mundos”. Algunos modelos de marcas como Samsung o TCL tienen una entrada AV, para introducir este cable con conectores RCA, y poder jugar consolas retro en smart TV. ¡Sólo no olvides cambiar la proporción de imagen, da 16:9 a 4:3! La desventaja es que jugarás con unas franjas “negras” a los costados, ya que la señal 4:3 emula las proporciones de los televisores antiguos.

4. Televisores CRT: Este es un tema del cual no estoy tan empapado, por lo que no profundizaré mucho. Los coleccionistas de videojuegos retro más avispados recomiendan totalmente este tipo de monitores, ya que su forma de fabricación genera líneas horizontales que se entrelazan y generan una mayor precisión a la hora de proyectar las imágenes de los videojuegos antiguos.

La marca y modelo más recomendada es la Sony Trinitron, ya que cuenta con pixeles más nítidos, pantalla más plana y esquinas definidas. Básicamente jugar Sega Genesis o Nintendo SNES en una de estas televisiones, se siente como jugar en cualquier pantalla LCD moderna.

La ventaja es que encontrarás estas televisiones a precios muy accesibles en Facebook Marketplace o Mercado Libre; la desventaja, su tamaño y gran peso. Para disfrutar una buena experiencia de videojuegos retro, te recomiendo alguna de 19, 25 o 27 pulgadas.

Mientras ya tengas el medio (TV, escalador o adaptador), la consola y el videojuego, es cuestión de gustos para adaptarte y acomodarte mejor a la hora de disfrutar la experiencia de este gran mundo de los videojuegos retro. ¡Hasta la próxima!

Google News

Déjanos tus comentarios