CIUDAD DE MÉXICO.- Vestigios, permisos y reubicaciones son las principales trabas del Tren Maya, según constató SinEmbargo en un recorrido que hizo por la zona.

Informó que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) avanza a contrarreloj con la liberación del derecho de vía para el tramo de Palenque a Escárcega.

También te puede interesar: Especial: Megacontrato y decreto empujan al Tren Maya

A unos metros de una antigua estación de ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, en Tabasco, un equipo de trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se encuentra excavando uno de los 400 monumentos que han hallado.

Hasta que los especialistas registren, ubiquen la etapa histórica y resguarden los vestigios de este centro ceremonial maya, la maquinaria podrá continuar con el despalme.

A partir de los inicios de la obra, el INAH ha registrado 16 mil hallazgos de monumentos arqueológicos inmuebles y más de mil monumentos arqueológicos muebles a lo largo de todos los tramos.

Pasos de fauna

En la Península de Yucatán, donde pasará el Tren Maya a lo largo de mil kilómetros y medio, viven alrededor de 2 mil jaguares, una especie en peligro de extinción.

Para evitar que sean atropellados y preservar la variedad biológica de la zona, el especialista Carlos Manterola coordina una estrategia de pasos de fauna.

Detalló que solo en el tramo Palenque-Tenabo serán 196 pasos en más de 400 kilómetros lineales de obra, más 80 pasos superiores para especies arbóreas.

Síguenos en Google Noticias desde tu celular para estar siempre al día

En la parte de Calakmul, la meta de construcción son 135, para permitirles el cruce de un lado a otro de la vía.

Xavier Martínez, abogado del Centro Mexicano para el Derecho Ambiental (Cemda), una de las organizaciones que ha interpuesto amparos contra el Tren Maya, comentó que en uno de dichos recursos jurídicos argumentaron “que no se ha evaluado el costo real de la fragmentación de los ecosistemas por todo el paso del tren”.

Cemda documentó con vuelos de drones en diversos municipios de Yucatán, Campeche y Quintana Roo que Fonatur ha deforestado más de 144 hectáreas de terrenos forestales sin contar con las autorizaciones para el cambio de uso de suelo en terrenos forestales.

Entrega de viviendas

Fonatur ajustó en septiembre la ruta de dos estaciones del tramo 3 que se construirían en Campeche y Mérida, para evitar retrasos por los amparos interpuestos desde 2020 por organizaciones civiles y comunidades de la Península de Yucatán contra el desalojo de vivienda por el paso del Tren Maya.

Unas 400 casas fabricadas con innovadora arquitectura bioclimática, que recicla viejos rieles y durmientes de ferrocarriles, se entregarán en 2022 a familias que habitaban sobre el derecho de vía en el sur-sureste mexicano, según la dependencia.

“En la primera fase proyectada se reubicarán 350 familias correspondientes al tramo 1 y 2 de las obras de construcción del Tren Maya que se desarrollan en los estados de Chiapas, Campeche, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo”, dijo Carina Arbizu, directora de Desarrollo Urbano desde las oficinas de Fonatur en Palenque.

También te interesa: ¿Qué cambios hubo en la zona hotelera de Cancún? Te decimos

Manifestó que algunas viviendas ya fueron entregadas, otras se entregarán en las siguientes semanas, mientras que el total final se contempla para el primer semestre de 2022.

Banner Google News

Déjanos tus comentarios