CANCÚN, QR.- El juez federal Adrián Fernando Novelo ordenó la suspensión definitiva de las obras del Tren Maya entre Playa del Carmen y Tulum hasta hasta que se resuelva un juicio que puede tardar meses o años.

Fernando Novelo argumentó que las autoridades no cuentan con la autorización de impacto ambiental requerida para cualquier obra en el país.

También te puede interesar: Solicita Fonatur retrasar por un año el proyecto del Tren Maya

Este juez ya había ordenado la suspensión temporal de las obras del tramo 5 sur del Tren Maya, que corren de Playa del Carmen a Tulum.

Ese tramo sufrió una desviación hacia la selva, lo que provocó los amparos de grupos ambientalistas para frenar las obras que a su consideración estaban devastando la selva y afectando la fauna de la zona.

Originalmente el tramo había iniciado su construcción en la carretera federal Playa del Carmen-Tulum, cuyas obras hoy están abandonadas. Se argumentó que la zona originalmente trazada, daría lugar a socavones.

Fallo pese a publicación de la MIA del Tren Maya

Sin embargo, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) publicó la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) el pasado 18 de mayo, en un documento que contiene seis mil 54 páginas.

Pese a que en ese mismo documento la Semarnat adviertió de riesgos severos de “hundimientos” desde la preparación y construcción del sitio, hasta la operación del tren, en cuanto a “afectación fisioquímica” del agua, concluyó que se generarán impactos ambientales no significativos.

La MIA publicada, sin embargo, debe pasar por una Consulta Pública, misma que fue propuesta por la organización Sélvame del Tren.

En la justificación legal para suspender definitivamente la obra, el juez señala en el escrito que si bien la sociedad está interesada en el desarrollo de vías de comunicación, de igual manera lo está en que ello se desarrolle sin la afectación al medio ambiente y con base en la normativa que al respecto se prevé en el derecho mexicano”.

Pese al decreto de noviembre del año pasado, por el cual el Gobierno de México intentó blindar sus obras magnas, el juez señaló que la autoridad debe respetar la ley.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), que es el encargado de coordinar los esfuerzos de la obra, puede apelar el fallo dado a conocer este lunes.

Pepe Urbina, uno de los buzos que presentaron la demanda junto a la organización Defendiendo el Derecho a un Medio Ambiente Sano, celebró entre lágrimas la decisión del juez desde la zona de la selva afectada por la tala, que inició en marzo pasado, cita el periódico El País en su edición electrónica.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido que detrás de los amparos contra el Tren Maya hay incluso organizaciones financiadas por los Estados Unidos.

Google News

Déjanos tus comentarios