CHETUMAL, QR.- Trabajadores del Colegio de Bachilleres increparon fuerte al gobernador Carlos Joaquín González al final de un acto público por el incumplimiento del pago de prestaciones, sin embargo fueron ignorados. Entre jaloneos tuvo que abordar su vehículo.

Luego de la ruptura de negociaciones con autoridades de la Secretaría de Gobierno y de la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ), alrededor de 200 trabajadores de confianza se dirigieron al Teatro Constituyentes del 74 para exigir al gobernador cumpla con las prestaciones de los empleados que asciende a cerca de 120 millones de pesos.

También te puede interesar: Logran primeros acuerdos trabajadores de Bachilleres

Los trabajadores esperaron la salida del mandatario con una manifestación y a través de consignas pidieron ser atendidos por él.

El gobernador aguardó un momento entre la protesta que cada vez subía de tono, al grado que una trabajadora lo tomó del brazo para que no se retirara del lugar y molesto la hizo a un lado. Su fotógrafo se interpuso y con su brazo “bloqueó” también a la mujer, los guardaespaldas rodearon al mandatario.

 

Los manifestantes no le permitían el paso a Carlos Joaquín para llegar a su vehículo, mientras gritaban: “fuera la secretaria de Educación, Ana Isabel Vásquez Jiménez”; “fuera el director General del Cobach, Rafael Romero Mayo”; “díganos algo, no se quede callado, diga algo”; “danos una cita” y “justicia laboral”.

También le reclamaron al gobernador que los trabajadores le dieron su voto y hoy no hace  caso a sus demandas.

Guardias de seguridad protegen huida del gobernador

Los guardias de seguridad de Carlos Joaquín poco a poco le abrieron paso entre los manifestantes y finalmente logró subir a la Suburban blindada, no sin antes ser despedido con un grito de “cobarde”.

Los inconformes señalaron que el Consejo Consultivo de Directores del Cobach sostendrá reuniones y determinará lo conducente, pero no se descarta un paro de labores como medida de presión.

Un fracaso, gobierno de Carlos Joaquín

Consideraron al gobierno de Carlos Joaquín como un fracaso, pues no solamente sus secretarios, sino que él mismo se niega a escuchar a la base trabajadora.

Posterior a la manifestación en el Teatro Constituyentes los trabajadores se dirigieron a las instalaciones de la Dirección General del Cobach, en donde realizaron también una protesta.

El argumento para no pagarles de acuerdo con los inconformes es que no hay recursos y que sus pagos no fueron presupuestados.

Previo a la reunión con autoridades de la Segob y de la SEQ, los manifestantes realizaron una marcha del Museo de la Cultura Maya a Palacio de Gobierno.

Google News

Déjanos tus comentarios