CIUDAD DE MÉXICO.- Una ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) fue quien defendió el programa de manejo de Yum Balam-Holbox, luego de que fuera cuestionada su constitucionalidad, informó Norma Lucía Piña Hernández, columnista de Excélsior.

Comentó que Yum Balam-Holbox es una zona que protege alrededor de 90% de las aves endémicas de la Península de Yucatán.

También te puede interesar: Conoce la flora y fauna de Quintana Roo; deléitate con su riqueza natural

Recordó que en 1994 se determinó declararla como Área de Protección de Flora y Fauna, por su gran biodiversidad neotropical con especies endémicas amenazadas y en peligro de extinción. Yum Balam

“En 2018 se emitió el programa de manejo de Yum Balam-Holbox que prioriza los fines ecológicos y de conservación en el área en términos de la legislación aplicable”, detalló.

Explicó que este instrumento de gestión ecológica se caracteriza por una regulación estricta, impone un sistema de protección medioambiental reforzado, ordenando y administrado el sitio como unidad ecosistémica, evitando su regulación fraccionada.

Síguenos en Google Noticias desde tu celular para estar siempre al día

La constitucionalidad de este programa en Yum Balam se cuestionó ante la Suprema Corte, de acuerdo con Piña Hernández.

Dijo que se alegó invasión de competencias al orden municipal, en particular en materia de:

  • Zonificación
  • Uso de suelo
  • Otorgamiento de permisos y licencias para construcción

Una ministra de la SCJN resolvió que México cumple, entre otros, con el principio de progresividad en materia ambiental, en términos del cual, una vez establecido determinado nivel de protección, las autoridades están vedadas a retroceder, a desproteger lo ya protegido.

Mencionó que la sentencia introduce un concepto toral: la función ecológica de la propiedad.

En el artículo 27 constitucional se establece que la función ecológica trasciende a cualquier otro uso que se le pueda dar a la propiedad, imponiendo obligaciones de conservación, no solo a propietarios, sino también a ocupantes y a usuarios del área.

Solo 12.96% del territorio nacional está sujeto a regímenes de protección medioambiental reforzado, según Piña Hernández.

También te interesa: Chetumal: Inicia retiro de inversionistas del Parque Industrial

“Nuestra mínima responsabilidad es respetar estos sitios de conservación de la biodiversidad. El debate debiera estar en su ampliación, no es su reducción o destrucción”, indicó.

Banner Google News

Déjanos tus comentarios