CANCÚN, QR.- El cambio de ruta del Tren Maya, en el tramo 5, puede causar daños irreversibles para el patrimonio histórico, cultural, arqueológico y paleontológico de México, observa la analista y periodista, Enriqueta Cabrera.

En su columna de este sábado que publica el periódico El Universal, recomienda a los encargados del Tren Maya que investiguen las observaciones hechas por especialistas, para que investiguen y garanticen que el nuevo trazo no destruya, lo que serían pérdidas irrecuperables para la cultura maya.

También te puede interesar: Halla la Auditoría Superior de la Federación sobrecosto en el Tren Maya

Advierte que las prisas por acabar las obras e inaugurar el Tren Maya no pueden destruir patrimonio histórico y cultural y de todos los acuíferos.

La modificación del trazo en la ruta del Tren Maya, que corresponde a Quintana Roo, provocó desde que fue anunciado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el rechazo de grupos ambientalistas, a los cuales el mandatario ha fustigado en diversas conferencias de prensa.

Una petición en la plataforma change.org que publicó Johann Aguirre hace tres años, denominada Salvemos la zona maya. ¡No al Tren Maya y el ecocidio que está a punto de realizarse!, acumula poco más de 329 mil 500 firmas de apoyo.

Para echar adelante el Tren Maya, en diciembre de 2019 se realizó una consulta en las comunidades indígenas y entre la población de los cinco estados en los que se desarrollará el proyecto, cuyos resultados lo respaldaron mayoritariamente.

El 92.3 por ciento votaron por el “Sí” para el mega proyecto de infraestructura y un 7.4 por ciento votó por el “No” a la obra.

Advierten existencia de enorme patrimonio en ruta del Tren Maya

El arqueólogo Guillermo de Anda, director del “Proyecto Gran Acuífero Maya”, ha explorado las cuevas y cenotes ubicados en la península de Yucatán por más de 30 años, ha advertido que hay un enorme patrimonio in situ con todo tipo de vestigios en la ruta del Tren Maya.

De Anda señala que en la zona, 20 o 25 kilómetros hacia adentro de la costa sigue habiendo cuevas, cenotes y sitios arqueológicos. Por lo menos hay 2 mil kilómetros de cuevas inundadas, en la zona de Tulum y Cancún y ese número sigue en aumento.

Para la analista de El Universal, lo más importante es la conservación de esa enorme riqueza que pertenece a los mayas, a los habitantes de las zonas de cuevas y cenotes, por las que atraviesa la ruta del Tren Maya; es un patrimonio de todos los mexicanos. No puede haber prisas, equivocaciones o errores, hay en todo ello una responsabilidad histórica: proteger a toda costa lo que se podría perder y sería imposible recuperar.

Señala que si no se inaugura antes de fin del sexenio, no importa; lo primero es la conservación del patrimonio histórico y eso lleva tiempo, pueden ser años.

Google News

Déjanos tus comentarios