CANCÚN, QR.- La Secretaría de Marina (Semar) ordenará el mercado de cruces en las principales islas de Quintana Roo, reveló el columnista Mauricio Flores en su columna de hoy en el periódico La Razón.

“Los transbordadores privados obtienen importantes entradas, pues movilizan a casi 11 millones de personas anualmente, con peaje promedio de 250 pesos por cabeza. Por ello, la dependencia buscaría ordenar el mercado de este servicio, cuando menos en los litorales del Caribe”, señala el columnista.

También te puede interesar: Alistan regulación de tarifas en ferris de Quintana Roo

Mauricio Flores basa su información en el oficio 1181/2021 emitido el 11 de noviembre por la Semar, el cual señala que debido a la falta de competencia en la prestación de los servicios se deberá de observar una serie de reglas de coordinación con las autoridades portuarias para operar de manera alternada para que ello no genere un cuello de botella en los traslados.

Pero conforme a información obtenida de alto nivel, afirma el columnista, el propósito último sería rescindir los permisos a los ferris privados y hay quien supone que se buscaría empezar con una empresa pública de carácter monopólico en ese litoral.

Quejas por los precios para viajar en ferris

Una de las quejas frecuentes por los usuarios del transporte en ferris es el de las tarifas, que pese a que hay varias empresas, caso todas dan el mismo precio.

La Comisión Federal de Competencia (Cofece) ha impuesto multas por prácticas monopólicas en las tarifas que imponen las navieras; pese a esto, continúan poniéndose de acuerdo para poner precios idénticos.

“El precio, de hasta 310 pesos el trayecto sencillo entre Playa del Carmen y Cozumel para turistas (y 150 pesos para lugareños), que se mantiene prácticamente idéntico entre las empresas permisionarias, a saber: Ultramar, Winjet y Barcos del Caribe. Los precios son objeto de constante crítica por parte de los habitantes y visitantes, pues son considerados como extremadamente altos”, señala el columnista de La Razón.

Sostiene que la Semar podría cancelar los permisos y ofrecer el servicio a precios más accesibles que, en principio, no superen los 100 pesos por viaje sencillo. Para ello la dependencia habría hecho ya el pedimento de entre 30 y 40 barcazas para pasajeros tipo Brilliance of Majestic, las fabricadas por la firma naval Incat Crowther.

Para Mauricio Flores, de ser realidad lo anterior, una decisión de ese tipo pasa por cuando menos dos aspectos cruciales: a) la capacidad de operar que tendría una empresa de las Fuerzas Armadas para un servicio de carácter civil, cobrando un precio que no sería suficiente para los costos de operación; y b) un precio que probablemente tampoco servirá para cubrir costos de remediación ambiental en los frágiles ecosistemas costeros, ni para compensar a los municipios ligados a una actividad turística que verían abaratado el costo de acceso masivo.

Google News

Déjanos tus comentarios