El jueves 14 de septiembre, Carlos Joaquín tiene previsto emitir un mensaje político para los quintanarroenses como parte de su Quinto Informe. Acto que no tiene fundamento legal, pero en el que se invierten millonarios recursos que solo buscan persuadir a la población sobre supuestos logros de su administración.

El mensaje ya fue grabado en las instalaciones del teatro del Centro Cultural de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo). Estuvo presente una selección de invitados y para evitar cualquier fuga de información se prohibieron los celulares. Será transmitido a las 20:00 horas.

También te puede interesar: Oculta Carlos Joaquín “otros datos” en su Quinto Informe

La pregunta que surge es: ¿qué utilidad tiene este mensaje político? Su gobierno ha resultado un fracaso, no hay punto en el estado en donde no sea cuestionado su trabajo, por la falta de resultados.

Innecesario 

La obligación constitucional es la entrega de la glosa del Quinto Informe, ni siquiera acudir o hablar. Prueba de ello, es lo que ocurrió al inicio de la XVI Legislatura del Congreso del Estado, cuando por temas políticos Arturo Contreras, entonces encargado del Despacho de la Secretaría de Gobierno, llevó el documento.

Síguenos en Google Noticias desde tu celular para estar siempre al día

El artículo 91 de la Constitución Política de Quintana Roo señala en su fracción tercera: “Rendir a la Legislatura un informe anual del estado que guarda la administración pública de la entidad”.

Derroche de dinero

Por costumbre, por ego y por imagen política se ha realizado esta actividad que cuesta millones de pesos al erario.

El evento del mensaje político del Tercer Informe, que fue realizado en las afueras de la Megaescultura, tuvo un costo promedio de 50 millones de pesos. Aunque en su momento se informó por parte de la Oficialía Mayor que no rebasó los 10 millones.

Estas cantidades millonarias no se van a dejar de gastar en medio de la pandemia por Covid-19, pues nada más hay que darle una revisada a los contratos millonarios que se pagan y pagarán en publicidad a medios de comunicación y redes sociales.

Hasta los pagos de convenios atrasados de “publicidad” se comenzaron a saldar días antes del acto protocolario en el Congreso del Estado.

Sus lágrimas derramadas durante su discurso del Quinto Informe, en el Recinto Legislativo, no surtieron efecto, las redes sociales estallaron en contra de su trabajo por las promesas y compromisos incumplidos, o como dijo el ex gobernador Mario Villanueva, autoelogios sin sustento.

Promesas incumplidas

A la población no se le necesita informar de supuestos logros, pues todos los días se dan cuenta, y en carne propia, de las condiciones de su economía, de sus necesidades en salud, de su pobreza, de la inseguridad y de la falta de oportunidades para una vida mejor.

Las promesas se hicieron en campaña y se refrendaron aquel 25 de septiembre de 2016, cuando Carlos Joaquín lloró por primera vez, durante el evento de su toma de protesta como gobernador en la Explanada de la Bandera.

Carlos Joaquín no pudo con Quintana Roo, está buscando cómo salir de la encrucijada en que se encuentra y por ello está promoviendo que se irá como secretario de Turismo, en el Gobierno Federal.

Lo dejan solo

Su gente lo abandona, quienes lo llevaron al triunfo hace más de cinco años no están dispuestos a dar la cara nuevamente por él en el próximo proceso electoral y están haciendo acuerdos con quien les brinde oportunidad. Muchos ya no quieren estar a su lado en los menos de 12 meses que quedan de su gobierno.

“Que nadie se ponga nervioso ni espere dedazos”, dijo en su discurso del 9 de septiembre pasado a propósito del proceso electoral que inicia en enero de 2021, para elegir al próximo gobernador.

A estas alturas, nadie quiere ser el elegido por Carlos Joaquín, todos buscan ser designados como candidatos por otra vía, pues estar relacionado con el gobernador solo es signo de desprestigio, corrupción, deshonestidad y de incumplimiento.

Payo Obispo

Vergonzoso papel el que realizó el primer Gobierno Municipal de Morena en Othón P. Blanco, que encabezó Otoniel Segovia Martínez. El reto para el segundo, que encabezará Yensunni Martínez, es descomunal.

También te interesa: Descuida Gobierno Federal la salud, seguridad y educación por Tren Maya

Recibe un municipio endeudado, quebrado en sus finanzas, conflictuado con la base trabajadora y con una crisis en los servicios públicos municipales.

Google News

Déjanos tus comentarios