Capital Política: Quintana Roo paga factura de Carlos Joaquín

- Advertisement -

David Acosta | R360

La falta de la firma del acuerdo del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), por parte del Gobierno de Carlos Joaquín González, está pasando la factura a los habitantes de Quintana Roo, ante la emergencia sanitaria por Covid-19. Se aprecia una desarticulación entre las acciones del Gobierno del Estado, Gobierno Federal y autoridades municipales.

En este momento las autoridades federales y los municipios de Quintana Roo están actuando por cuenta propia, por la ausencia de una figura rectora en la entidad que coordine los trabajos para hacer frente a la pandemia. La falta de esta firma fue avalada por siete gobernadores panistas, entre ellos Carlos Joaquín González, quienes hicieron un frente para oponerse a la postura del gobierno federal y la llegada del Covid-19 sorprendió al gobierno estatal en el tema de la salud ¿Será que esos gobernadores aportarán recursos para la salud de los quintanarroenses?

- Advertisement -

También te puede interesar: ¡848 casos positivos de Covid-19 en México; el primero, en Bacalar

Esta situación y la falta de liderazgo de Joaquín González, de quien hay que decir, reaccionó tarde, muy tarde, incluso después de que los otros dos poderes, el Legislativo y el Judicial, tomaran acciones preventivas entre su personal.  El apoyo a empresas, trabajadores y sociedad fue tardío. El desorden y la falta de liderazgo durante la emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido más que evidente en el Gobierno del Cambio, lo cual está poniendo a la sociedad en una situación más vulnerable.

Tras la entrada a la fase dos del Gobierno Federal por la emergencia nacional, el gobernador Carlos Joaquín se negó a establecer lo mismo para Quintana Roo, con argumentos técnicos y médicos, pero enfocados, nuevamente, a no ahuyentar al poco turismo que aún permanece en la entidad. La situación se desplomó por sí misma, no dependía de Quintana Roo retenerlos, sino del escenario mundial.

- Advertisement -

Por lo anterior, no es el gobernador el que está propiciando un escenario que podría beneficiar a la entidad, sino los países y estados de México que cerraron sus fronteras y que propiciaron la salida de cientos de miles de turistas o que impidieron su llegada, incluso las líneas aéreas y cruceros que suspendieron sus actividades. Para Carlos Joaquín lo ideal sería que se mantuvieran en los destinos del estado por la derrama económica que representan, aun por encima de la salud de los quintanarroenses.

Los municipios por su parte están dando tumbos sin saber a quién hacerle caso, si al Gobierno de México o al Estatal, pero por aquello de las dudas algunos comenzaron a cerrar sus fronteras con “filtros sanitarios” y otros establecieron “toque de queda”, otros ni siquiera han suspendido labores administrativas. Aunque el Gobierno estatal no se quedó atrás: cerró la entrada a personas no residentes de la capital, aunque con ello se viole la Carta Magna.

El mandatario estatal dejó pasar tiempo antes de intentar apoyar a los trabajadores, principalmente los que viven del sector turístico y de la construcción, más de 250 mil personas hoy no tienen sustento y la gran mayoría ni siquiera logró algún finiquito o indemnización.

- Advertisement -

Ahora, presume que, hasta el momento, más de 600 empresas se han sumado al llamado para evitar despidos. Lo cierto es que del panorama laboral en las empresas turísticas puede dar cuenta la tortuga, el jaguar, el hocofaisán y el venado que han sido avistados en las instalaciones hoteleras que hoy día lucen vacías.

Los incentivos fiscales anunciados por el Gobierno del Estado hasta hoy no han sido claros, los empresarios no saben qué, cuánto y cómo pagarán exactamente. Los tecnicismos y la falta de claridad significan el tiro de gracia, principalmente para las pequeñas y microempresas, que representan más del 85 por ciento de unidades económicas en el estado.

Tampoco hay claridad en cuanto al apoyo social: alimentos, agua y luz principalmente, a pesar de los anuncios.

Lo anterior, es el menor problema si se habla de infraestructura en salud, insumos y abasto de medicamentos. Los hospitales y centros de salud en el estado actualmente están saturados de pacientes, sin embargo, de acuerdo a la Secretaría estatal de Salud (Sesa), se podrían habilitar siete camas en el Hospital General de Chetumal; 38, en el “Jesús Kumate Rodríguez”; 11, en el Hospital General de Playa del Carmen; dos, en Isla Mujeres; dos, en Bacalar y tres, en el Hospital General de Cozumel.

Aunque si fuera necesario, se informó, también se habilitarían 38 camas en el Hospital Oncológico de Chetumal que aún no está en operaciones. Estas cifras de la disponibilidad de camas, más que tranquilizar a la población serían capaces de alterar al propio Jonás.

Del abasto de insumos y medicamentos el propio personal médico y de enfermería de Cancún, Chetumal, Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos ha dado cuenta con manifestaciones. En la última, registrada en las instalaciones del Hospital General de la capital, salió a la luz que el problema, dicho por las propias autoridades del nosocomio y de gobierno en reuniones,  obedece a la falta de firma del acuerdo del Insabi.

Todo este alboroto en los hospitales sacó a la luz y obligó a la propia Alejandra Aguirre Crespo, titular de Sesa, a informar que solo se cuenta con el 50 por ciento de abasto de medicamentos e insumos, pero que “ya viene otra parte en camino”.

Los errores de Aguirre Crespo han puesto en riesgo incluso a la población chetumaleña, al no aplicar los protocolos sanitarios a un grupo de capitalinos que fueron de paseo a Europa en plena contingencia, entre los que se incluye a trabajadores de la dependencia que dirige, como el coordinador de Protección Contra Riesgos Sanitarios, Felipe Barquet Armenteros. De este grupo habría salido el primer contagiado de Chetumal, según trascendió en la propia institución.

En todo este desorden de nada ayuda la cumbia grabada en un video por Haidé Serrano Soto, coordinadora general de Comunicación, en el que se burla de la emergencia sanitaria por Coronavirus o del video de la Policía Quintana Roo, entonando otra canción del mismo ritmo, de la cual muchos de sus compañeros dijeron avergonzarse. Al parecer estas dos estrategias de comunicación son las únicas que han salido del gobierno del cambio hacer frente al Coronavirus.

Déjanos tus comentarios

- Advertisement -

Quizá te pueda interesar

Síguenos

4,785FansMe gusta
14SuscriptoresSuscribirte

Lo más leído

Acusan a Secretaría de Turismo de engañar en reporte de avances

Con datos poco medibles y atribuciones que no le corresponden, la Secretaría de Turismo justifica el trabajo realizado el año pasado.

Dan a ejidatarios opción de cooperativas para estaciones del Tren Maya

Con esa figura, los ejidatarios pueden obtener a futuro los beneficios de los proyectos inmobiliarios que serán construidos en sus terrenos.

Turista herida “por error” en Playa Tortugas sigue hospitalizada y grave

Una turista estadounidense permanecerá en observación otros cinco días, tras recibir balazos en una pierna y en el abdomen.
Déjanos tus comentarios
A %d blogueros les gusta esto: