Trabajador previó accidente y muere con dos por negligencia de autoridades

- Advertisement -

David Acosta | R360

CHETUMAL, Q.Roo.- Uno de ellos, como una premonición, anticipó su muerte el 24 de junio pasado. El hecho pudo ser evitado, sin embargo ninguna autoridad hizo caso a la advertencia. Hoy, junto con dos compañeros, perdió la vida en un hecho sin precedente en la capital de Quintana Roo

Los tres compañeros eran vecinos de la colonia Payo Obispo, una de las más antiguas de la ciudad. Llegaron a trabajar con todas las ganas a la obra de drenaje sanitario que se ejecuta en un tramo de la avenida Rojo Gómez, entre Celul y Maxuxac. 

- Advertisement -

Como todos los días realizaban sus labores de alto riesgo, sin el equipo y los insumos necesarios para garantizar su seguridad. La empresa a cargo de la obra de nombre Integradora de Construcciones Civiles y Viales S.A. de C.V., nunca se preocupó por ello. 

Uno de ellos en una entrevista periodística hace 23 días alertó de las condiciones en que estaban laborando y dijo: “es mucho el riesgo, pero tengo que trabajar por mis dos niños. Ojalá que mi queja haga eco para que las autoridades presionen a la compañía, porque podemos sufrir un lamentable accidente, no contamos con el equipo”.

Esta declaración la dio desde una fosa de unos cuatro metros de profundidad, sentado sobre un tubo de drenaje sanitario, sin ningún implemento de seguridad y a escasos 30 centímetros del manto freático, el agua era visible y hacía aún más riesgosa su labor. Lo hacía desde hace cinco meses que fue contratado junto con sus compañeros y de ese tiempo, solo un mes tuvieron seguridad social. 

- Advertisement -

En ese momento se hizo un llamado a las autoridades de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), cuyo titular es Gerardo Mora Vallejo, como responsable de la licitación de la obra a que supervise los trabajos. Lo mismo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) del estado, que dirige Catalina Portillo Navarro, quien debe garantizar que los trabajadores cuenten con la seguridad necesaria para realizar sus labores, y por último a la Secretaría de la Contraloría (Secoes), encabezado por Rafael del Pozo Dergal, que tiene un área específica para supervisar que las empresas cumplan la normatividad en las obras de construcción. 

Como si se tratara de una profecía el miércoles, minutos antes de las 17:00 horas, ocurrió lo que tanto se temía. Mientras realizaban una maniobra de interconexión de tubos de drenaje sanitario, en un pozo de unos cinco metros de profundidad, algo salió mal, uno de los ductos se rompió y despidió gases tóxicos, dos estaban en el interior de la caverna, de acuerdo a testigos, y cayeron casi fulminados.

Los residuos líquidos que se desprenden de las viviendas del lugar, empeoraron la situación pues trabajaban con medio cuerpo adentro de aguas negras. Un compañero más en su desesperación ingresó para ayudarlos, pero también desfalleció. Otro quiso intentarlo, pero comenzó a sentirse mal y fue sacado con el brazo de una maquinaria pesada. 

- Advertisement -

Por seguridad ningún otro compañero se quiso arriesgar, pidieron auxilio llegaron minutos después autoridades de seguridad pública y luego una unidad del Cuerpo de Bomberos, quienes tampoco quisieron arriesgarse. 

Según los propios trabajadores más de media hora pasó y se notó la falta de preparación de los cuerpos de rescate para situaciones de este tipo. Edwin, uno de los compañeros, manifestó: “si algún elemento con preparación hubiese ingresado, alguno de ellos pudo haberse salvado”.

Las ambulancias de la Cruz Roja y de otras instituciones arribaron al lugar, nada se pudo hacer. Se tuvo que dar aviso a la Policía Ministerial y al Servicio Médico Forense (Semefo), de este último llegaron dos unidades.  Hasta la Guardia Nacional hizo presencia.

Para ese momento una multitud de personas, vecinos y reporteros habían llegado a la escena del trágico “accidente”. Familiares de los fallecidos también llegaron, se escuchaban los llantos y las lamentaciones, algunos tuvieron que ser atendidos por crisis nerviosas. 

Los cuerpos finalmente fueron sacados de la zanja por personal de bomberos, quienes ingresaron con máscaras antigases.  Peritos de la Fiscalía General del Estado, supervisaron las tareas de rescate y los cuerpos se observaron ya con una coloración oscura, pues según se comentó que no solo brotaron gases, sino también ácidos.  

Los cadáveres fueron retirados de la escena en cerca de dos horas, más rápido de lo habitual comentaron algunos, pues la gente se encontraba molesta por lo ocurrido y gritaba consignas. 

Luego de retirarse las autoridades y llevar los cuerpos para la necropsia de ley respectiva, familiares de uno de los muertos arribó, una integrante sufrió un desmayo y otros golpearon a una persona de la zona por estar grabando con su celular, un reportero casi corrió la misma suerte. 

Los comentarios de la gente fueron más allá, pues recordaron que el 27 de junio pasado falleció un trabajador de una empresa contratada por CAPA en un cárcamo de bombeo de aguas residuales en el fraccionamiento Caribe, también por no contar con el equipo de seguridad necesario, cuando realizada labores de mantenimiento. Esto también se pudo prevenir, advirtieron.

Déjanos tus comentarios

- Advertisement -

Quizá te pueda interesar

Síguenos

4,785FansMe gusta
14SuscriptoresSuscribirte

Lo más leído

Atrasos en apertura de mesas y baja participación en consulta popular

Hasta con dos horas de retraso abren mesas receptoras del voto de la Consulta Popular en los cuatro municipios del sur de Quintana Roo

Cobra la pandemia la vida de mujeres embarazadas en Chetumal

Pese a las recomendaciones de vacunarse, dos mujeres embarazadas que no contaban con el inmunizante murieron en el Hospital General

Aquí puedes ubicar las casillas de la Consulta Popular

Si quieres consultar un mapa con la ubicación de las casillas de la Consulta Popular, entra aquí; también te explicamos los requisito
Déjanos tus comentarios
A %d blogueros les gusta esto: