CANCÚN, QR.- La muerte de Leo, un menor de 13 años, fue calificada por Xenses como “error humano”. El duranguense murió después de que una de sus piernas fue succionada en uno de los ríos del parque acuático.

En un comunicado, la empresa que forma parte de Grupo Xcaret, indicó que el río donde fue el accidente “es una atracción de flotación que tiene una profundidad de 60 centímetros y en los términos en los que de manera habitual opera, no representa ningún riesgo para los visitantes”.

También te puede interesar: Exigen #JusticiaParaLeo, el menor que murió en Xenses

Reconoce que en ese río hubo un “error humano”, al realizar unos arreglos no autorizados en la zona del accidente.

Indica que se activaron sus protocolos de seguridad y “paramédicos de planta acudieron al lugar para aplicar los primeros auxilios”.

El padre del menor informó a través de sus redes sociales, que pidió un respirador que el equipo de Xenses no tenía y que la ambulancia que llevó a Leo al hospital, no tenía oxígeno.

Califica como homicidio culposo muerte de Leo

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó también a través de un comunicado, que inició la carpeta de investigación por el delito de homicidio culposo.

Detalla que el menor murió en un hospital y que a las 19:25 horas del 28 de marzo, el cuerpo fue trasladado al servicio médico forense de la FGE para practicar la necropsia y determinar las causas de la muerte

Agregó que el acto de investigación “aún no ha sido posible realizar debido a que el padre solicitó la dispensa de la misma y otorgó el perdón legal”.

 

En una entrevista que el padre de Leo dio a un medio de comunicación, dijo que la FGE no le entregaría el cuerpo de su hijo si no otorgaba el perdón a la empresa.

De momento, la carpeta de investigación aún se encuentra en trámite, se realiza la investigación que determine la participación de las personas que por comisión u omisión estén relacionadas con el “evento delictivo”, estableció la FGE.

Google News

Déjanos tus comentarios