CIUDAD DE MÉXICO.- Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, declaró que la investigación de Estados Unidos contra Salvador Cienfuegos no era sólida.

El general, ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), fue acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de lavado de dinero y narcotráfico.

Sin embargo, el Gobierno de México pidió su extradición para que fuera juzgado en territorio nacional.

También te puede interesar: A Ricardo Anaya no le alcanzaría el tiempo para visitar mil municipios

El fiscal general acusó a la DEA (Drug Enforcement Administration) de no tener pruebas sólidas, las cuales “no fueron suficientes” para procesar al general.

Además, negó que la fiscalía mexicana haya exonerado a Cienfuegos de manera “fast-track”, pues se analizaron pruebas que ellos ya habían desestimado.

“La DEA no mandó lo que se presentó ante el Gran Jurado en Estados Unidos; lo que mandaron no es suficiente. Ya les notificamos el no ejercicio de la acción penal sin tachones”, dijo el fiscal, entrevistado en el programa Aristegui Noticias.

Destacó que se está haciendo una imputación por cuenta de dos delincuentes que estaban hablando de un tercero, y que los dos delincuentes están muertos.

“¿Cómo les voy a tomar declaración a dos muertos?”, señaló Gertz Manero, con respecto a Juan Francisco Patrón Sánchez, alias “H2”, y Daniel Isaac Silva Garate, alias “H9”; ambos, del cártel de los Beltrán Leyva.

Gertz Manero aclaró que el asunto está abierto, y que no está de acuerdo en que una fiscalía autónoma “esté involucrada en un asunto que no le corresponde”.

Además, comentó al aire que “los derechos humanos son de todos, como es la presunción de inocencia”.

Sobre el posible nuevo enjuiciamiento a Cienfuegos, indicó que la justicia norteamericana puede usar su derecho de volver a investigar al ex secretario.

“Les estoy dando a los abogados todas las facilidades y elementos para que vayan por las vías legales”, remató.

Pero también criticó a la DEA, por manejar en secreto un asunto que debió ser llevado, según su opinión, en colaboración con México, y de acuerdo a los convenios entre ambos países.

En cuanto al trabajo de la FGR, Alejandro Gertz dijo que analizaron las finanzas del ex secretario “hasta el fondo”, y que no han tenido ninguna queja de “ninguna entidad del gobierno”, sobre sus documentos y declaraciones fiscales o patrimoniales.

“Cuando exista una denuncia contra Cienfuegos sobre Tlatlaya o Ayotzinapa, entonces investigaremos. Quien tenga elementos que los presente”, añadió el fiscal General, tras las acusaciones que pesan sobre Cienfuegos de violar los derechos humanos en los casos antes mencionados.

Banner Google News

Déjanos tus comentarios