Crónica: En camino al coronavirus

- Advertisement -

Lourdes Robles | R360

CANCÚN, QRoo.- Era la noche del viernes 13 de marzo y me encontraba celebrando mi cumpleaños número 19. Estaba entusiasmada porque compartía una cena con mis amigos más cercanos e incluso teníamos planes para continuar celebrando al día siguiente. Casi al final de la cena, algunos decidieron traer a la mesa uno de los temas más relevantes del momento: el coronavirus.

Muchos, aún despreocupados por ello, asegurábamos que solo era necesario mantener una buena higiene y evitar contacto con personas que hayan visitado el extranjero, lo veíamos aún como algo distante.

- Advertisement -

También te puede interesar: Preparan defensa legal por ataques violentos a enfermeros que atienden Covid-19

Ya para el final de la noche, dos amigos cancelaron los planes que teníamos para el día siguiente por este mismo virus; yo me encontraba confundida ya que me parecía algo exagerado, no lo entendía. Enojada, seguí con mi plan en marcha, hasta que el día siguiente, al hablar con mis papás, me negaron el permiso, ¿por qué? Por la misma razón por la cual mis amigos no asistirían, una vez más yo solo pensaba que era exagerado, solo quería celebrar mi cumpleaños. 

No fue hasta esa misma noche cuando las autoridades mexicanas anunciaron que se suspenderían las clases a partir del 20 de marzo, fue en ese momento cuando me percaté de la gravedad de la situación. 

- Advertisement -

Aún me sentía algo aliviada porque la Universidad Anáhuac no había suspendido clases, pensaba que esta sería mi última semana ¨normal¨. El domingo 15 de marzo me levanté alrededor de las 9, y fui a misa con mis papás y hermanos, como de costumbre; y al terminar, decidimos ir a desayunar a McDonald’s, todo esto sin saber que ese sería mi último día fuera de casa. 

Ese mismo día, en la noche, se dio un comunicado por parte de la universidad, en el que oficialmente se cancelaban las clases presenciales a partir del día siguiente, es decir el lunes 16 de marzo; me sentí algo frustrada, ya que en lo único que pensaba era en las dificultades que se presentarían con las clases, proyectos y el hecho de no poder salir por un mes. 

En lo poco que lleva la semana, el miércoles 18 de marzo, tuve que adaptarme a las distintas formas de trabajo de los maestros en las clases virtuales. Es raro ver a mis compañeros a través de una pantalla y captar lo que dicen a destiempo por fallas del Internet. 

- Advertisement -

Tuve que realizar un horario que me permita administrar mi tiempo y las únicas salidas que tuve son las de pasear a mi perro dentro de mi privada, las cuales sé que pronto podrían suspenderse debido al aumento de casos confirmados en nuestro país. 

Todo ocurrió demasiado rápido, bastaron unos días para que mi rutina tuviera que cambiar y adaptarse a la situación actual, es difícil pensar que hace unos meses esta era una problemática distante, algo que solo ocurría en el extranjero, al otro lado del mundo. Personalmente, no creo en la mala suerte, pero puedo decir que desde el último viernes 13 todo cambió drásticamente.

Déjanos tus comentarios

- Advertisement -

Quizá te pueda interesar

Síguenos

4,785FansMe gusta
14SuscriptoresSuscribirte

Lo más leído

Segundo revés legal a empresa de la basura de Carlos Canabal

La empresa Intelligencia México, propiedad de Carlos Canabal Ruiz, debe contar con 60 camiones para dar el servicio de recoja de la basura.

Rescatan a personas adictas y en situación de calle en Cancún

En Cancún, el Instituto Municipal contra las Adicciones entregará 60 becas para llevar un proceso de rehabilitación digno.

López Obrador reta a Loret de Mola y redes reviven el #LordMontajes

El periodista Carlos Loret de Mola ha sido nombrado #LordMontajes, por casos como los de Florence Cassez y Javier Duarte.
Déjanos tus comentarios
A %d blogueros les gusta esto: