CHETUMAL, QR.- El 75 por ciento de los bares, restaurantes y centros nocturnos del sur del estado carecen de sistemas de videovigilancia.

De acuerdo con del presidente de la Unión de Propietarios de Bares, Restaurantes y Similares (Uprobars), Joaquín No Mayo, esta situación no es por descuido o falta de interés en la seguridad, sino por el tema económico.

También te puede interesar: Aumentan 26.8% los homicidios dolosos en el régimen joaquinista

Agregó que los costos de los sistemas de vigilancia se han elevado y ello ha impedido a los propietarios de los negocios acceder a estos dispositivos digitales.

El líder empresarial destacó que el sistema más barato de videovigilancia tiene un costo promedio de seis mil pesos, mientras que los de mayor calidad llegan a tener precios superiores a los 40 mil pesos.

De ahí que consideró poco probable establecer convenios entre la Fiscalía General del Estado (FGE) y los empresarios para conectar las cámaras de seguridad al Centro de Control, Comando y Computo (C4), o (al C5 en el caso del norte), en bares, clubes y restaurantes.

Esta propuesta fue hecha por el propio titular de la FGE, Óscar Montes de Oca Rosales, el pasado 18 de mayo, como parte de las acciones de reforzamiento de la investigación, detención, procesamiento y procuración de justicia.

Noh Mayo indicó que si es una invitación ya será responsabilidad de cada propietario definir si acepta o no.

Recordó que en alguna ocasión se quiso imponer a través de una reforma de ley una conexión obligatoria, lo cual fue rechazado. En primer lugar porque se pretendía obligar a los empresarios a adquirir equipo con características específicas y con costos elevados. Después, se querían conectar no solo las cámaras del exterior al C4, sino también las del interior, lo cual violaba la privacidad de los clientes.

Además no se tiene la confianza en las autoridades de Seguridad Públicas, de que el material digital que se grabe será utilizado de manera profesional, podría ser empleado también para hechos delictivos.

Ven poco viable propuesta del Fiscal sobre sistemas de videovigilancia

Comentó que la propuesta hecha por el fiscal va enfocada a combatir la delincuencia, pero por lo antes mencionado será complicado que los empresarios acepten.

En estos momentos solo el 25 porciento, de los cerca de 200 afiliados a la Uprobars, cuenta con sistemas de videovigilancia y la mayoría es para tareas preventivas internas, además de que son sistemas sencillos.

“En estos momentos los empresarios no están en condiciones de invertir en quipo de este tipo, lo único que pretenden es recuperar la situación económica, aunque hay hechos delictivos que preocupan como los robos y los ocurridos en el norte del estado”, indicó.

De aceptar los empresarios conectar sus cámaras al C4 o C5 estarán obligados con su clientela a informarle de dicha conexión.

Esto podría resultar negativo para su negocio, sobre todo en los centros nocturnos, bares y otros giros, en donde la gente acostumbra ir de incógnito.

Fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública informaron que en Chetumal se registran hasta 10 robos a negocios, entre ellos a bares y otros negocios relacionados con la venta de bebidas y alimentos.

A esta situación hay que sumarle casos de extorsión y de cobro de derecho de piso, además de venta de estupefacientes.

Noh Mayo pidió ante la situación que prevalece en el sur del estado, mejorar las estrategias de seguridad y vigilancia, por parte de las corporaciones policiacas.

Google News

Déjanos tus comentarios