CHETUMAL, QR.- La mayoría de alcantarillas de famoso bulevar Bahía han desaparecido. La policía presume que en su mayoría han sido objeto de la delincuencia.

Las estrategias de la Policía Quintana Roo a través del Mando Único, no ha dado resultados destacó Jaime Rosales, habitante de Chetumal.

También te puede interesar: Aumenta 150 por ciento el robo a negocios de Chetumal

Dijo que recientemente tuvo un incidente con su automóvil al caer en una alcantarilla en el bulevar Bahía, cuya tapa había sido presuntamente robada. Por fortuna, agregó, solo se trató de una ponchadura.

Julián Argáez, otro visitante del bulevar, destaca que aun cuando el lugar se ha convertido en un espacio de mayor concentración, sobre todo los fines de semana, es de las áreas menos vigiladas.

“No es nada raro que se lleven las alcantarillas, la policía pasa muy poco por aquí, están preocupados más por agarrar a ebrios que a los delincuentes”.

En un recorrido realizado a lo largo del bulevar Bahía se pudo constatar que por lo menos 20 tapas de alcantarillas han desaparecido, desde el monumento a Lázaro Cárdenas hasta la playa artificial de Dos Mulas.

La vía se ha vuelto riesgosa para automovilistas, motociclistas, ciclistas y hasta para transeúntes que acuden de paseo o practicar deporte, sobre todo por la noche, pues muchas de las zonas carecen del alumbrado adecuado.

También genera problemas para la filtración del agua en esta temporada de lluvias, pues al no contar con tapas las alcantarillas, los ductos se llenan de basura.

Las autoridades municipales y policiacas ya tienen conocimiento del tema, pero solo han puesto llantas o ramas como medida de precaución.

Tapas de alcantarillas van a parar a chatarreras

La responsabilidad directa de las tapas de alcantarilla es del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, autoridad que no se ha pronunciado al respecto.

De acuerdo con la Policía Ministerial, algunas de las tapas son vendidas a chatarreras, pues son de fierro y se venden por kilo.

El costo promedio por unidad es de aproximadamente 300 pesos y pese a lo “económico” de las tapas, no han sido repuestas.

Durante el día es mínima la vigilancia por la zona y por la madrugada es inexistente, horario que según los propios policías municipales es aprovechado por la delincuencia para hacer de las suyas.

En el bulevar no solo están desapareciendo las tapas de las alcantarillas, sino también el cableado del servicio de alumbrado público.

Google News

Déjanos tus comentarios