Reciben agua de mala calidad 170 mil usuarios en Quintana Roo

- Advertisement -

David Acosta | R360

(Primera de tres partes)

CHETUMAL, QRoo.- La quiebra técnica en la que se encuentra la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), ha redundado en una mala calidad del agua y deficiente servicio de abastecimiento para los más de 170 mil usuarios que tiene en Quintana Roo. A tres años de la administración que encabeza Carlos Joaquín González, aún no encuentra la fórmula para dar solución a la crisis en la que está sumergida la paraestatal.

- Advertisement -

Uno de sus objetivos fue sanear las cuentas de la CAPA, todo ello encaminado a un mejor beneficio social. Incluso a través de este organismo se responsabilizó, entre otros, a la última directora del gobierno borgista, Paula González Cetina, por un presunto fraude que alcanzó los mil 55 millones de pesos.

Y aunque la ex funcionaria fue encarcelada, un juez determinó que únicamente fue responsable del desvío de tales recursos, porque el dinero sí entró a las arcas del Gobierno del Estado.  La ex servidora pública salió en libertad con el pago de una multa de 28 mil pesos, en febrero pasado.

Este proceso jurídico fue tomado por las autoridades estatales como una alternativa de solución al problema que enfrenta CAPA, bajo el argumento de recuperar los mil 55 millones e invertirlos en obras del organismo descentralizado, lo cual no ocurrió.

- Advertisement -

Sin embargo alternamente y a través del Gobierno del Estado se ha logrado una gestión de alrededor de mil 200 millones de pesos para infraestructura, de este total unos 450 millones de pesos fueron etiquetados para Othón P. Blanco. Los últimos 170 millones aún se invierten en Chetumal en obras de drenaje e instalación de redes de tomas domiciliarias.

Pese a esa inversión, el servicio que se ofrece a los miles de usuarios no ha variado, tanto en abastecimiento como en calidad de agua. A la paraestatal, cuyo presupuesto 2019 supera los 718 millones de pesos, aún se le considera como la “caja chica” del Gobierno del Estado.

Sin agua las tomas domiciliarias

- Advertisement -

Bajo la justificación del encarecimiento del servicio de energía según en más del 90 por ciento, la CAPA no realiza un bombeo constante de los pozos de captación. Ejemplo de ello son los dos cárcamos de rebombeo que abastecen de agua a Chetumal en la comunidad de González Ortega,  ubicada a 44 kilómetros en la capital.

Cárcamo
Los cárcamos en comunidades funcionan a medias.

En estos cárcamos solamente se encienden las ocho bombas de 30 y 50 caballos de fuerza de 07:00 a 10:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas, según para el ahorro de energía. En una visita al sitio se dijo que no es un problema escasez de agua, sino de una instrucción girada desde oficinas centrales.

Esta interrupción de energía ocasiona que en la capital los usuarios no tengan un servicio continuo, pese a que pagan por ello. En las colonias más apartadas y en nuevos fraccionamientos es el pan de todos los días. El agua no llega durante varios días o en su caso, una vez al día, con baja presión y en un lapso  no mayor a dos horas.

Agua purificada

Hasta el momento no se ha hecho público ningún estudio de inocuidad de agua por parte de la paraestatal; el único que se ha realizado para el vital líquido que se surte en la capital fue el que en su momento un empresario realizó en 2016, a través del laboratorio certificado ABC Analitics.

El resultado arrojó que el agua que envía la CAPA a los hogares  y negocios tienen problemas de dureza total con 932 mg/L (+432 mg/L); sólidos disueltos totales 476.50 mg/L (+76 mg/L) y sulfatos con mil 274 mg/L (274 mg/L), que rebasan los parámetros fijados en la Norma Oficial Mexicana NOM-127-SSA1-1994, referente a salud ambiental, agua para uso y consumo humano-límites permisibles de calidad y tratamientos a que debe someterse el agua para su potabilización.

Independientemente de este estudio, los usuarios saben que el agua que llega a sus casas a través de su toma, no es apta para consumo humano, sobre todo por la tonalidad del líquido y por ello se ven obligados a abastecerse de agua purificada.

Una familia de cuatro integrantes, el promedio en el estado, consume un mínimo de cinco garrafones a la semana, lo que traducido en pesos corresponde a una cantidad de entre 100 a 150 pesos, según la marca, es decir de 400 a 600 pesos mensuales, adicionales al mínimo de 140 pesos que pagan a la paraestatal por el servicio de agua.

El agua purificada es primordialmente utilizada por las familias para beber y para la preparación de alimentos.

Déjanos tus comentarios

- Advertisement -

Quizá te pueda interesar

Síguenos

4,785FansMe gusta
14SuscriptoresSuscribirte

Lo más leído

Pandemia obliga a instalar casillas electorales afuera de viviendas

La Junta Distrital 02 informó que la cantidad de personas autorizadas en las casillas hace imposible respetar la sana distancia en las casas.

Cancún no levanta en turismo internacional; lejos de nivel prepandémico

Durante el primer cuatrimestre del año, Cancún reportó casi un millón de viajeros extranjeros, 51.1 por ciento abajo de lo reportado en 2019.

Laura Beristáin refuerza lazos con el sector empresarial de Solidaridad

La candidata de Morena plantea un sólido programa de gobierno al sector empresarial, en favor de la población solidarense.
Déjanos tus comentarios
A %d blogueros les gusta esto: