COZUMEL, QR.- A un año de haber regresado los cruceros a esta isla, arribaron casi dos millones de turistas en 926 barcos de este tipo, de junio de 2021 a junio de 2022, informó la directora general de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo), Alicia Ricalde Magaña.

La directora de la paraestatal, detalla un comunicado de prensa, explicó que después de haberse interrumpido la llegada de barcos por la pandemia, en el mes de junio de 2021 regresaron cerrando el año con el arribo de 650 mil 117 turistas y dejando una importante derrama económica en el destino.

También te puede interesar: Registra Cozumel lenta recuperación en llegada de cruceros

Ricalde Magaña destacó que la llegada de este tipo de viajeros se ha incrementado, de tal manera que de enero a junio de este 2022 se contabilizó un millón 261 mil 896 pasajeros, con el arribo de 573 cruceros.

Del mes de junio de 2021 a junio de 2022 llegaron a Cozumel un total de un millón 912 mil 13 pasajeros en 926 cruceros, repartidos entre los muelles Puerta Maya, Punta Langosta  y SSA México.

La directora de la Apiqroo agregó que la llegada de los trasatlánticos permite seguir la reactivación económica del puerto de Cozumel, lo que a su vez permite una mejor calidad de vida para las familias que dependen directa e indirectamente de la derrama que dejan los cruceristas.

Verano, viento en popa con los cruceros

Este verano los cruceros recobrarán vida, pues las expectativas de ventas ya están en niveles de 2019, afirmó Alberto Muñoz, vicepresidente regional de Royal Caribbean.

Expuso que la industria estima que para este año llegarán al país más de 7.5 millones de pasajeros en crucero, cifra muy superior al millón 487 mil de 2021 y a los 2 millones 293 mil de 2020. Sin embargo, quedará todavía abajo de los 8.9 millones de viajeros que arribaron al país en 2019, antes de la pandemia, según datos de la Secretaría de Marina (Semar).

“El objetivo este año es, por lo menos, llegar a los niveles de 2019. Hemos sobrepasado las expectativas, pues las ventas para verano en México están al nivel de 2019; en la mayoría de los mercados hemos sobrepasado esas expectativas de venta para viajar al Caribe y al Mediterráneo”, expuso Muñoz a Reforma.

La operación, productividad, las ventas en Latinoamérica y el nivel de satisfacción de los clientes a bordo se han ido reactivando, comentó.

Desde julio del año pasado, Royal Caribbean reanudó operaciones con una embarcación desde las Bahamas y actualmente su flota de 26 naves está activa a toda su capacidad, salvo en casos específicos que lo requiera algún puerto o país, dijo.

Añadió que de toda la flota, entre 30 y 35 por ciento cambió de itinerario por el cierre de algunos destinos como China, mientras que 50 por ciento toca algún puerto mexicano.

Expuso que la pandemia cambió los hábitos de consumo de los cruceristas, pues se ha reportado una demanda atípica en periodos escolares, reservación de dos a tres semanas cuando antes era de dos a cuatro meses; más viajes en grupos de millennials y jóvenes. Aumentó entre 30 y 35 por ciento el gasto en cabinas, ya sean con balcones o suites, así como el consumo de servicios y productos a bordo, en especial de los pasajeros mexicanos.

La solidez económica de la empresa evitó ajustes en las tarifas ante el alza de precios en energéticos y la inflación generalizada, que ya afecta a aviones y hoteles, aseguró Muñoz.

Para septiembre del próximo año se prepara la salida de un barco, Icon of the Seas. Royal Caribbean concentra la mayor proporción de participación en el mercado mexicano y maneja itinerarios que llegan a los puertos de Cozumel, Progreso, Mahahual, Ensenada, Los Cabos, Mazatlán y Puerto Vallarta.

Google News

Déjanos tus comentarios