CHETUMAL, QR.- Debido a deuda del gobierno de Carlos Joaquín González, productores ganaderos no pueden acceder a créditos de melaza en el ingenio San Rafael de Pucté, lo que complica la crianza de los bovinos.

Federico Bucio Martínez, presidente de la Unión Ganadera Regional de Bacalar, indicó que al menos la sequía ha generado pocos estragos, pues pese a la temporada se han registrados lluvias que han mantenido los pastizales para la crianza.

También te puede interesar: Observatorio Legislativo analizará gestión de Carlos Joaquín

Los problemas, dijo, están en los apoyos para lograr la calidad requerida del ganado vacuno, ya que como consecuencia del proceso electoral quedaron suspendidos todos los apoyos por parte de los tres órdenes de gobierno.

“Los apoyos debieron entregarse al menos un mes atrás, por lo que habrá que esperar hasta el mes que viene (junio) para ver si se obtiene alguna ayuda; hay que aguantar, no queda de otra”, indicó.

Destacó que hay problemas en estos momentos hasta para conseguir melaza, uno de los principales productos para la engorda del ganado.

Esta situación obedece a que el Gobierno del Estado tiene deudas con el ingenio San Rafael de Pucté, que es de donde se adquiere el producto y la empresa se niega a otorgar créditos a los ganaderos, al no haber ninguna garantía que soporte el pago.

Indicó que para los productores el precio de la melaza es elevado si se considera que está a 130 dólares la tonelada.

“Para comprar una pipa de ocho toneladas se tienen que juntar al menos 10 productores”, aseguró.

Comprometen insumo para ganaderos de otros estados

El tema, agregó, es que la melaza en estos momentos está comprometida para productores de Campeche, Yucatán y Tabasco, luego que la empresa “no da fiado” a los productores locales.

El hato ganadero de Quintana Roo es de aproximadamente 140 mil cabezas, la mayoría en el sur del estado, es decir, Bacalar y Othón P. Blanco, y se distribuye por municipio de la siguiente forma:

  • 4 mil cabezas, en Kantunilkín
  • 4 mil cabezas, en José María Morelos
  • 4 mil cabezas, en Felipe Carrillo Puerto

Del resto, poco más 50 por ciento en Bacalar y el resto, en Othón P. Blanco.

Bucio Martínez indicó que la melaza es solo una de las necesidades de los productores, pues también hace falta gallinaza, que también se utiliza para la crianza de ganado, además de:

  • Maquinaria (chapeadoras, selladoras)
  • Herramientas
  • Láminas de zinc
  • Alambre de púas

En cuanto al apoyo del Gobierno del Estado, dijo que “este gobierno ya se va, ya no da para más, solo resta esperar al gobierno que viene”.

La melaza de caña de azúcar que se usa en la alimentación del ganado es un subproducto. Es un residuo de azúcares del jugo de la caña, mientras que la gallinaza es una mezcla de las excretas de pollos combinada con las camas de los gallineros, que aportan alto contenido de nutrientes, proteínas y minerales al ganado.

Google News

Déjanos tus comentarios