CHETUMAL, QR.- Papás (hombres) pertenecientes al Frente Nacional de Padres y Madres en Defensa de los Hijos, consideraron que también son víctimas de inequidad y discriminación en los procesos judiciales de custodia.

Acompañados de integrantes de este colectivo, los papás acudieron al Congreso del Estado a manifestarse para exponer su situación como hombres ante la estigmatización que aseguraron son víctimas, por el simple hecho de ser del sexo masculino.

También te puede interesar: Violencia vicaria: A madre le quitan a su hijo y… ¡le piden pensión!

Aseguraron estar de acuerdo en la erradicación de la violencia contra la mujer, pero no por ello se debe generalizar y ahora se pretende establecer otros tipos de violencia que aluden a los hombres como agresores y que no son del todo correcto, como es el caso de la violencia vicaria.

Hassan Góngora, quien enfrenta un proceso judicial de custodia, indicó que el 18 de mayo ingresó al Congreso del Estado una iniciativa en materia de violencia vicaria, entendida como “aquella violencia contra la mujer que mantenga o haya mantenido una relación de pareja con la víctima y que por sí y por interpósita persona utilice como medio a los hijos de ésta para causarles daño”.

Argumentó que ante diversos especialistas, activistas, investigadores, científicos, psicólogos e instituciones como el Instituto Nacional de Ciencias Penales, el término vicario alude a otra serie de fenómenos distintos.

Si se considera que este tipo de violencia se refiere exclusivamente al padre, para el entrevistado no solo es incorrecto porque no está sustentando por estudios científicos realizados hasta la fecha sobre maltrato infantil y filicidio, sino que también es violatorio de los propios hijos, al colocarlos en un papel jurídico secundario y pasivo, pasando por encima del interés superior de la niñez.

Agregó que la psicóloga, perito y forense del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México y directora de Servicios Psicológicos en América (Yazmín Montpellier), ha advertido en diversos foros y artículos académicos, que el dicho de la violencia vicaria no busca igualdad. Tampoco equidad y alguna solución para el desarrollo social, sino que promueve la violencia ciega entre hombres y mujeres, pues juzga al hombre como único responsable del maltrato.

En el Parlamento Abierto que organizó la Congreso del Estado sobre el tema y que presidió la diputada Kira Iris San, a Hassan Góngora no se le permitió expresarse libremente como representante del Frente Nacional de Padres y Madres. Solo se le otorgó tres minutos, mientras que a las colectivas feministas, 45 minutos.

Aseguró que la violencia no tiene género, “hay padres agresores, pero también madres agresoras, al igual que padres y madres preocupados por el bienestar integral de nuestros hijos”.

Testimonios de padres afectados por violencia vicaria

En su caso tiene la guardia y custodia provisional de su hijo, sin embargo, fue sustraído por su madre en unas de las visitas a las que tiene derecho. De hecho, se levantó una alerta Ámber y no supo nada, hasta que después de dos años, la propia mamá lo regresó, alegando problemas con su actual pareja.

Su hijo fue victima de violencia, permaneció encerrado por largos periodos de tiempo y permanecía solo pese a su edad de siete años, mal comía y vivía en zozobra.

Todo ello fue expresado por su propio hijo ante autoridades del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), el Centro de Convivencia Familiar (Secofam) y el Juzgado Familia, todo ello está integrado en el expediente.

Está por obtener la custodia definitiva por lo ocurrido, pero el dicho de la violencia vicaria ha entorpecido el proceso y además a sometido al niño a otras etapas jurídicas que le provocan estrés y desgaste emocional.

A la madre se le ha otorgado nuevamente el derecho a la visita, pero su hijo tiene temor de ser sustraído nuevamente.

Por su parte Anmi Gracía Arellano indicó que también enfrenta un juicio de custodia y que las autoridades jurisdiccionales han dado un apoyo “inusual” a la madre de su hijo, pese a que hay una recomendación de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, CDHEQROO/01/2020/I, con la que se sustenta el maltrato y la violación de derechos humanos del niño.

El Juzgado Familiar de Primera Instancia con sede en Chetumal no está considerando esta prueba que deriva de una autoridad de tal envergadura.

La propia Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (Ceaveqroo) ha reconocido que tanto él como su menor hijo son víctimas de violencia.

A eso hay que agregarle peritajes psicológicos en los que su hijo denuncia haber sido maltratados por la madre.

Por todo lo anterior, los padres que acudieron a manifestarse, acompañados de mujeres y niños; consideran que si bien la violencia contra la mujer debe erradicarse, no debe estigmatizarse a los hombres, pero más allá de eso se debe garantizar procesos justos y deslindar responsabilidades en un marco de equidad legal.

Google News

Déjanos tus comentarios