CHETUMAL, QR.- Con el argumento de que “no puede ser juez y parte”, el regidor Héctor Pérez Rivero se desistió del proceso legal para el cierre del basurero, que él mismo emprendió contra el Ayuntamiento de Othón P. Blanco desde el 2019.

A principios del 2019, Pérez Rivero como abogado interpuso un recurso de amparo contra la administración municipal para la clausura del tiradero a cielo abierto, que asegura fue a petición de unas familias del fraccionamiento Las Américas.

También te puede interesar: Basurero municipal tiene orden judicial de cierre, pero sigue operando

Su argumento se basó en la contaminación, la terminación de la vida útil y la afectación que este deposito de residuos que generaba para al menos seis mil habitantes asentadas en las inmediaciones.

El amparo fue ganado en abril del 2019 y el juez ordenó la clausura en un lapso de cuatro meses a partir de esa fecha.

El Ayuntamiento en su defensa recurrió al recurso de revisión mismo que desde entonces no ha sido resuelto.

Pérez Rivero comentó al respecto que en la actualidad desconoce cuál es el rumbo del proceso legal.

Regidor de excusa: no puede ser juez y parte

Ahora como regidor, aseguró, está impedido a darle seguimiento porque “no puede ser juez y parte”, ya que pretexta que en su momento el amparo que promovió fue en calidad de abogado.

La autoridad competente para conocer estos temas es la sindicatura municipal y no se cuál sea el trayecto de este asunto, justificó.

Actualmente señaló que tampoco se tiene nada concreto para resolver el tema como Ayuntamiento, pues además se requieren de por lo menos 130 millones de pesos para sanear y clausurar el actual tiradero y abrir uno nuevo.

Este año no se tiene ningún recurso para resolver el problema del depósito de residuos sólidos.

También hay un tema legal con la empresa Intransiso que tenía concesionado la operación del basurero municipal.

El basurero recibe diariamente alrededor de 450 toneladas de desechos que generan las familias de los más de 115 colonias y fraccionamiento de la capital. Su vida útil venció hace aproximadamente una década.

Google News

Déjanos tus comentarios