Los números no le cuadraron a la oposición, que tímidamente el lunes bajó de intensidad su campaña de desprestigio contra la consulta popular de Revocación de Mandato. Por donde quiera que lo quiso argumentar, los 15 millones 159 mil 323 votos a favor del Presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido, fue una victoria incluso una fotografía de lo que sucederá en los comicios en seis estados.

La narrativa opositora intentó, sin éxito, ridiculizar como fue el caso de Felipe Calderón Hinojosa, los resultados explicados por el jefe de la nación, en La Mañanera del lunes.

También te puede interesar: Tinta Polítik: ¿en realidad fracasó la Revocación de Mandato?

Otros, argumentaron que los poco más de 76 millones que no votaron -cifra que obtuvieron de restar el total de la lista nominal de más de 92 millones, contra los más de 16 millones de sufragios a favor, en contra y nulos- fueron “votos” en contra, una interpretación sesgada.

En el Instituto Nacional Electoral, la posición de Lorenzo Córdova representó de forma simplista y sin duda la de Claudio X. González, promotor de la alianza Va por México y la de sus voceros en distintos medios de información: la gente que no votó fue porque no quiso –sin duda, la reducción de casillas a un tercio, comparativamente con la elección presidencial de 2018, tuvo efectos que no quiere reconocer).

Por supuesto, la narrativa predecible de comparar los resultados de la elección presidencial de 2018 con los de la Revocación de Mandato, quedó totalmente desarticulada, porque, parafraseando a la analista Violeta Vázquez Roja, no son ni siquiera comparables: en una se trata de una elección tradicional, que entre todas, es la que tiene mayor afluencia de votantes, en la que hay presupuesto y partidos políticos haciendo campaña, mientras que en la consulta popular se trató de un ejercicio totalmente nuevo, sin partidos políticos involucrados ni campañas tradicionales ni presupuesto asignado para su promoción.

El peso que tuvieron los estados, fue muy representativo: el sur-sureste aportó la mayor cantidad de sufragios, mientras que en estados del centro, el Bajío y el norte, estuvo la menor participación –ya ni siquiera oposición-.

Una fotografía de los comicios para gubernaturas

De los seis estados en los que habrá comicios para renovar las gubernaturas, en los primeros quince a nivel nacional y que aportaron más porcentaje de votos para que Andrés Manuel López Obrador continuara en el cargo, estuvieron Oaxaca (tercer lugar nacional), Hidalgo (octavo lugar nacional), Quintana Roo (noveno día nacional) y Tamaulipas (décimo cuarto a nivel nacional).

Las diferentes y recientes encuestas, dan a los candidatos de Morena en esos partidos, una ventaja abrumadora sobre los aspirantes de la coalición PAN-PRD.

Mientras que en los estados en los cuales las encuestadoras dan amplio margen a los candidatos y la coalición Va por Quintana Roo (PAN-PRD): Durango (26 vigésimo sexto a lugar nacional) y Aguascalientes (trigésimo primer lugar nacional).

Los resultados de la Revocación de Mandato, de acuerdo al porcentaje de votos que dio cada estado, serán una fotografía exacta de lo que ocurrirá para renovar las gubernaturas: cuatro estados serán para Morena y sus aliados, mientras que dos entidades se quedarán con la coalición PAN-PRD. Esto sin duda será una derrota para la oposición, sus aliados y sus voceros.

Google News

Déjanos tus comentarios