Medios de comunicación y caciques de Quintana Roo

- Advertisement -

César Muñoz | R360

Es larga la historia de los caciques de México, llamados eufemísticamente gobernadores, y su complicidad con el que fuera el “cuarto poder”. A pesar de la notable influencia que ejercen en comunidades, municipios y entidades, a través de la violencia, la coacción y la compra de conciencias, los caciques están obligados a negociar con distintas fuerzas, entre ellas la de los medios de comunicación. Quintana Roo no ha sido la excepción.

A través de la manipulación de la opinión pública, los caciques de Quintana Roo habían podido, en parte, ocultar la corrupción y el abuso de poder, mediante el uso de los medios de comunicación –cuando no usaban los instrumentos jurídicos a su alcance y disposición- ya fuese con campañas de desprestigio hacia opositores o el conveniente silencio de sus socios, los empresarios enquistados en las empresas mediáticas.

- Advertisement -

También te puede interesar: Los medios y el Gobierno del Cambio en Quintana Roo

El más mediático de los caciques, Roberto Borge Angulo, no sólo tejió un entramado de alianzas perversas con los dueños de los medios, sino que desde su celular, dictaba las líneas editoriales de periódicos, radiodifusoras y televisoras arrodilladas por los jugosos convenios de publicidad gubernamental; organizaba ataques desde los nuevos medios de expresión de ese entonces, las redes sociales; ordenaba la falsificación de portadas de revistas y organizaba ataques a medios digitales independientes. El uso de recursos públicos para proteger intereses aviesos, de grupo y de partido.

Roberto Borge tenía a su servicio a nocivas plumas, o columnistas de opinión –sobrevivientes en el Gobierno del Cambio- que desde la capital del estado o en el norte de la entidad usaba para calumniar a sus opositores. La perversión como ignominioso arte: periodistas usados contra periodistas.

- Advertisement -

Un error de los caciques es que no toman en cuenta la dinámica social, creen que siempre pueden actuar con impunidad, y eso le pasó a Borge Angulo. “El pueblo se cansa de tanta pinche transa”, reza ya un famoso lema que ha sido un epitafio en la lápida de cada cacique que floreció bajo el gobierno de Enrique Peña Nieto, epitafio que sus socios, los medios de comunicación, se encargaron de difundir, en el periodo en que hay una debilidad notable en el poder político: cada fin de sexenio (de quinquenio, en el caso de Borge Angulo).

La dinámica social también afectó el tradicional modelo de complicidad entre el cacique y el empresario de los medios. Hoy hay consorcios y medianos y pequeños empresarios que prácticamente subsisten en su totalidad con el financiamiento de recursos públicos. Antes poderosos hoy se pliegan a los deseos del mandatario que fija, como antes, líneas editoriales. Sólo hay que esperar las portadas de periódicos o la mayoría de noticieros de radio o televisión, para ver y escuchar cómo se han convertido en vergonzosas gacetillas oficiales.

Una prensa domada atenta contra la libertad de expresión, contra el derecho a la información de las audiencias. Una prensa débil no aporta nada a la democracia.

- Advertisement -

Los llamados nuevos medios, los digitales, han tenido en sus manos una oportunidad única. Por desgracia, en Quintana Roo, algunos de esos medios, antes víctimas de un régimen, hoy se comportan como victimarios, torciendo la realidad, con poca investigación y haciendo del trascendido la norma para la crítica, en suma, medios reaccionarios con códigos de ética muy cuestionable.

En ese entorno, navega un gobernador de Quintana Roo, que en nombre del federalismo forma alianza con lo más conservador de los caciques de la derecha. Con ese movimiento, y otros yerros va perdiendo el bono que lo llevó a gobernar un estado que merece verdaderos estadistas. Y sus aliados temporales, los medios con los que tiene convenios, se están encargando de arruinar su imagen, a través de una comunicación que no comunica; una comunicación obsoleta que funcionó con los cacicazgos del PRI, pero que no funciona en estos tiempos porque vientos de cambio aún recorren nuestra sociedad.

Déjanos tus comentarios

- Advertisement -

Quizá te pueda interesar

Síguenos

4,785FansMe gusta
14SuscriptoresSuscribirte

Lo más leído

Protegen a estudiantes de Cancún de los delitos cibernéticos

Se imparten conferencias a estudiantes sobre los riesgos que corren a través de las plataformas digitales, como las redes sociales.

Amenaza paro de labores en Ayuntamiento de Othón P. Blanco

El ayuntamiento, bajo el argumento de que no hay recursos, recortó 15% los apoyos económicos de cerca de 900 empleados.

Tinta Libre: La DEA y el expediente Cienfuegos

El Gobierno de México puso un alto a las viejas prácticas de la DEA que ya había sido denunciada desde hace mucho.
Déjanos tus comentarios
A %d blogueros les gusta esto: