Luis Gamero Barranco, actual candidato a la Presidencia Municipal de Othón P. Blanco, por la coalición “Juntos Haremos Historia en Quintana Roo”, ha demostrado que Morena puede ser igual o peor que la “mafia del poder”.

De todos los aspirantes que participaron en el proceso de selección, el empresario funerario, expriista y experredista es el que tiene la peor imagen y eso que dentro de la lista figuraban políticos como Florentino Balam Xiu y Mario Rivero Leal.

También te puede interesar: Ejercen acción penal contra policías por asesinato de mujer en Tulum

Luis Gamero fue señalado en el propio ayuntamiento como el “presidente municipal”, ya que él era el que se encargaba de mover los hilos de la administración municipal, de acuerdo con lo que ordenaba su protectora Marybel Villegas Canché.

Otoniel Segovia Martínez solo figura como un adorno de aparador, cuya capacidad quedó comprobada cuando, en un evento de señalización vial, intentó pintar una línea, fue objeto de burla municipal, estatal y nacional.

Gamero Barranco utilizó su cargo como secretario particular de la presidencia para sacar raja política e impulsar su imagen, a pesar de tener sus “bots” bien armados, le resultó todo contraproducente.

Los recursos para promover su imagen salieron de las arcas municipales, con la complacencia de Segovia Martínez, a quien en reiteradas ocasiones regidores le solicitaron frenara esa campaña anticipada, pero hizo caso omiso.

Al igual que su protectora, Gamero Barranco ha pasado de partido en partido y en todos ha buscado aprovechar económica y políticamente sus cargos.

Relacionado con Borge

Por su habilidad para entrometerse logró ser suplente de una diputación en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y como asesor del entonces gobernador Roberto Borge Angulo, llegó a cobrar más de 200 mil pesos mensuales.

También estuvo como candidato a la Presidencia Municipal por el Partido Acción Nacional (PAN) y alcanzó la regiduría.

Los cargos obtenidos han servido para hacer crecer su negocio en Chetumal, en donde ya cuenta con dos funerarias.

En la actual administración los mismos trabajadores dieron cuenta de la salida de ataúdes de la funeraria municipal a uno de sus negocios, “La Económica”, en donde argumentaba que eran para apoyo a la gente de escasos recursos, pero que en realidad eran vendidas y que el dinero nunca entraba a las arcas municipales.

Síguenos en Google Noticias desde tu celular para estar siempre al día

Hoy se dice sensible con las demandas ciudadanas, pero en 2019 “secuestró” un cadáver en su negocio y se negaba a entregarlo a una familia humilde, de la cual se quiso aprovechar e intentó cobrar un mayor costo del que se le había ofrecido.

Ahora aparece hasta en fotos limpiando el bulevar, atendiendo a la gente, en reuniones en comunidades, no obstante, en su calidad de secretario particular era el encargado de impedir que la gente molestara a Segovia Martínez con solicitudes de apoyo.

Benefició a su negocio

El abuso para beneficiar su negocio fue tal que, en común acuerdo con el presidente municipal, ordenó pavimentar con recursos del ayuntamiento la calle donde se encuentra el crematorio de su propiedad, ubicado a un costado de la antigua terminal de autobuses de Chetumal.

También ha protegido e impulsado toda una red de corrupción en la Dirección de Fiscalización, que se ha dedicado a perseguir y acosar al comercio establecido en la capital del estado.

En la antesala de las campañas electorales ya comenzó a ubicar a sus principales críticos para ofrecerles dinero a cambio de que hablen bien de él e intentar mejorar su imagen, aunque su incapacidad política no comprende que no es a los medios a los que debe callar, sino es a la gente a la que tiene que convencer.

Gamero ha logrado hacer lo que ni siquiera Otoniel Segovia logró, podrir a Morena en Othón P. Blanco y su candidatura puso en riesgo, aún más, el triunfo.

Othón P. Blanco

Revuelo ha causado la designación de la líder de Morena, Anahí González, como candidata al Distrito 02 que comprende los municipios de Othón P. Blanco, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos.

También te interesa: Nuevas evidencias ponen en jaque a presunto líder de mafia rumana

Lo cierto es que los políticos del sur se han dormido en sus laureles, tiran patadas de ahogados y ahora pretenden que con declaraciones y rasgándose las vestiduras puedan lograr un cambio.

Banner Google News

Déjanos tus comentarios