CANCÚN,QR.- Xcacel-Xcacelito, lugar de anidación de la tortuga blanca y caguama, ha sido la joya que hoteleros han intentado obtener durante años; sin embargo, la lucha de ambientalistas los ha frenado.

De acuerdo con Iván Restrepo, columnista de La Jornada, este es un problema que data de hace más de 30 años, cuando el consorcio español Sol Meliá quería construir cinco hoteles con mil 453 cuartos en Xcacel-Xcacelito, dos de las más bellas playas de la Riviera Maya.

También te puede interesar: Transportistas turísticos acusan a Asur de violar sus derechos

La lucha por defender esta área natural, corre a cargo de Grupo Ecologista del Mayab (Gema), que preside Araceli Domínguez, y Moce Yax Cuxtal, de Laura Patiño, Guadalupe de la Rosa y el científico Julio Zurita.

Xcacel-Xcacelito, suele ser el lugar donde desovan las tortugas, gracias a que no hay luces ni gente en la playa que las perturbe. Además, son desde hace 40 años centro de investigación y de educación ambiental.

No obstante, siguen los intentos de ciertas instancias oficiales de permitir que complejos hoteleros se instalen en estos lugares o aledaños. Por ello, las agrupaciones ambientalistas piden al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, que se amplié el polígono del Santuario de la Tortuga Marina de Xcacel-Xcacelito hasta la autopista Cancún-Tulum, e incluyan las forestales colindantes, ya que cuentan con gran biodiversidad.

El objetivo es preservar estas áreas naturales, que han sido asechadas por grupos privados. Para lograrlo, los ambientalistas piden apoyo y solidaridad a través de firmas en la plataforma Change.org. Al momento cuenta con más de medio millón de firmantes.

Banner Google News

Déjanos tus comentarios