CHETUMAL, QR.- A través de una carta, internos del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chetumal, acusaron al director del penal, Hugo Silva, y al líder del autogobierno, Walter Villanueva alias “El Lic” de controlar la venta de droga y otras actividades delictivas.

También, detallaron que en el autogobierno participan más reos como: Francisco Sorcia Alias “El Trailer”, Jesús Suárez Ramos alias “El Chuy” y otra persona apodada como “Safiro”.

También te puede interesar: Cancún avanza con la 4T al combatir la violencia de género

Entre las actividades delictivas que se realizan con la complicidad de Hugo Silva están:

  • Tráfico de drogas
  • Tortura
  • Prostitución
  • Amenazas
  • Asesinatos

“El Lic”, quien purga una condena por feminicidio, es el encargado de dar la órdenes a su gente para controlar a la población de reos. Además, paga una cuota al director del penal, para dejarlo operar con total impunidad.

Los internos que no obedecen son sometidos a golpes, y en ocasiones, les deja graves lesiones que podrían causarles la muerte.

Recuerdan que en una ocasión, “El Lic” amenazó a V. M. Z. alías “El Mono”, tras una discusión. Presuntamente le pagó a “El Silencio”, quien forma parte de la célula delictiva “Los Sureños” para darle su merecido.

Tiempo después, “El Mono” fue asesinado al interior del Cereso de la capital del estado, luego de ser apuñalado en el corazón con un picahielo.

Además de no interferir en el tráfico de drogas, el dinero que recibe el alcaide es para permitir una serie de privilegios y comodidades para “El Lic”. Estas son:

  • Teléfono celular
  • Aire acondicionado
  • Smart tv
  • Dos custodios para su seguridad.

Los reos solicitan la intervención de las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública y del Gobierno del Estado, para acabar con esta ola de delincuencia al interior de la cárcel de Chetumal.

Google News

Déjanos tus comentarios