CHETUMAL, QR. – La desaparición de un niño de 5 años en esta ciudad ha provocado la movilización social. Las autoridades no aceptaron la denuncia formal, pese a que se emitió la Alerta Amber.

El niño cuyas iniciales son AMPG, desapareció el pasado sábado 19 de marzo pasado en su vivienda.

También te puede interesar: Abandonan autoridades del DIF estatal protección de niños

La última persona que lo vio fue su abuelo; los padres se encontraban fuera de la vivienda; la pareja del abuelo también desapareció junto con el niño.

La única línea de investigación que se tiene hasta el momento se desprende de los datos que ha aportado un taxista.

El ruletero informó que el mismo sábado recogió a dos mujeres cerca del domicilio de la familia del menor, en la calle Petcacab con Otilio Montaño, en la colonia Lázaro Cárdenas.

Refirió que las dos mujeres acompañaban a un niño, del que dijeron llevaban a pasear, al mismo tiempo que hablaban mal de los padres. El menor coincide con las características del desaparecido.

Dijo que las llevó a la colonia Fraternidad Antorchistas, ubicada detrás de la zona conocida como la sabana de Chetumal.

Organizan partida para localizar al niño

Este día padres, familiares, amigos, conocidos, repartidores y sociedad en general conformaron grupos y salieron a la búsqueda del menor en las zonas señaladas.

No hubo resultados positivos, pero la cantidad de personas que se sumó a las tareas de búsqueda sumaron más de 200.

La Fiscalía General del Estado (FGE) permanecía inmóvil hasta que los movimientos sociales despertaron su interés, incluso se sumó a la búsqueda al igual que elementos de Seguridad Pública.

La pareja del abuelo, principal sospechosa, fue ubicada y asegurada en el paradero de taxistas de Plaza Las Américas. También fueron asegurados el abuelo y el taxista.

Todos declararon alrededor de las 17 horas, ante el Ministerio Público, pero los padres fueron informados más tarde que serían liberados.

Los grupos de búsqueda se mantienen y continuaron durante la noche del lunes y seguirán hasta que aparezca el menor.

La madre del niño, Floricela Gómez Hernández, alberga la esperanza de encontrar sano y salvo a su hijo y exigió a las autoridades a ponerse a trabajar.

Familiares, amigos y gente que apoya en la búsqueda, recriminan al gobernador Carlos Joaquín González la falta de apoyo.

“Como no se trata de Cancún o de turistas, no ayudan en nada, si no ya hubieran traído al FBI y a la DEA”, reprocharon.

También se fueron en contra de la presidenta municipal, Yensunni Martínez Hernández, de quien dijeron sólo se la pasa tomándose fotos, pero no se ha tentado el corazón de enviar a sus policías a buscar al niño.

Google News

Déjanos tus comentarios