CIUDAD DE MÉXICO.- Dada la falsificación de pruebas Covid-19 realizadas en México, la empresa suiza Sicpa, propone usar un código QR que garanticen el control de vacunas aplicadas en el país.

Sicpa, dedicada al desarrollo de soluciones de autenticación y trazabilidad para billetes, pasaportes, medicamentos y vacunas, mantiene alianzas con laboratorios clínicos en Rusia y España para colocar un código QR a cada prueba de Covid-19 que realizan. Así garantizan que la información no sea alterada o falsificada.

También te puede interesar: Entregan obras de infraestructura en la avenida Lilis, Solidaridad

En abril pasado, la empresa empleó el código QR en un pasaporte sanitario que utilizaron los técnicos y jugadores de la liga de hockey en Rusia.

México, mercado negro de pruebas falsas

Cédric Pruche, director de Desarrollo de Negocios de Sicpa, dijo que en México se ha generado un mercado de pruebas falsas de Covid-19. Además, en el país no hay un control en la aplicación de la vacuna. Los adultos mayores sólo reciben un papelito como comprobante de que se vacunaros.

“Hemos visto que se ha desarrollado un mercado de pruebas negativas de Covid falsas, por eso es necesario un documento final que tenga características de seguridad”, explicó.

“En el caso de las vacunas, la Organización Mundial de la Salud, está buscando digitalizar ese documento con la tecnología más moderna para que no pueda ser falsificado o adulterado”, agregó.

Cómo funcionaría el Código QR en pasaportes sanitarios

Pruche señaló, que la implementación del código QR puede cargar la información de los resultados de las pruebas de Covid a través de la alianza con laboratorios. Este documento podría estar en formato físico o digital, pues se puede guardar en el celular.

En el caso de la vacuna, los centros de atención tendrían que utilizar una plataforma proporcionada por Sicpa para cargar en el sistema los datos de las personas vacunadas, para luego generar el código QR.

La empresa aseguró que no se afecta la privacidad de datos con este sistema, ya que toda la información está en el código QR y no se requiere conectarse a ninguna base de datos externa para verificar la información.

De acuerdo con Pruche, la información sería universalmente verificable e interoperable, independientemente de quién emita el código, por lo que una autoridad migratoria puede tener la capacidad de verificarlo.

Banner Google News

Déjanos tus comentarios