CANCÚN, QR.- Quintana Roo y Baja California Sur presentan el mayor encarecimiento de vivienda del país por el interés de los extranjeros por vivir en zonas turísticas. Esos dos estados mostraron alzas de 12.4 por ciento  y 12.2 por ciento, respectivamente, de acuerdo con la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).

Con un precio promedio de un millón 467 mil pesos, las viviendas con crédito hipotecario en territorio mexicano subieron 7.7% entre enero y marzo pasado en comparación con el mismo periodo de 2021, informa el periódico El Universal.

También te puede interesar: Infonavit elige a Solidaridad para presentar nuevos programas de vivienda

La inflación en Estados Unidos, que en mayo alcanzó su mayor tasa en cuatro décadas, impactó el precio de los inmuebles, por lo que los estadounidenses ven atractivo invertir en bienes raíces en México, ya sea para adquirir una segunda casa o para retirarse en un sitio de playa, explicó a El Universal Andrés Barrios, director y cofundador de Ancana, empresa dedicada a la venta de casas para vacacionar.

“Durante la pandemia hubo un boom en el sector de las casas de vacaciones, no sólo de clientes locales, sino también de extranjeros y a principios de 2022, en ciertos destinos más enfocados para mexicanos, hemos visto una cierta baja en cuanto al número de ventas contra el año pasado, pero seguimos viendo mucho interés de los extranjeros por seguir comprando en México”, expuso en entrevista.

Los destinos favoritos de los extranjeros son los vacacionales de playa, la Riviera Maya, las playas del Pacífico y la península de Baja California.

“En Estados Unidos, por más que acaba de ocurrir la primera baja de precios de casas durante mayo, estamos muy por debajo de lo que ellos pueden adquirir allá. Entonces, México se convirtió en un destino muy atractivo”, comentó Barrios.

Solidaridad, el segundo municipio más caro

Por municipio, Los Cabos fue donde más se encarecieron las viviendas en los primeros tres meses de 2022 con un aumento de 13 por ciento. Le siguió Solidaridad, en la Riviera Maya, con 12.7 por ciento. En tercer lugar se ubicó Bahía de Banderas, en la Riviera Nayarit, donde los inmuebles subieron 12.6 por ciento y en cuarto lugar, Benito Juárez (Cancún), cuyo incremento fue de 12.2 por ciento.

Barrios destacó que en la península de Baja California, prácticamente ya se acabó el inventario de casas de tres recámaras, con un valor de 700 mil a 2 millones de dólares, mientras el nuevo inventario en preventa se está absorbiendo rápidamente.

“En Tulum hay mucha construcción, se están levantando edificios y las ventas han continuado. Y ahora, con el nuevo aeropuerto, los precios seguirán subiendo, lo que traerá más turistas a la zona”, estimó.

A San Miguel de Allende y Puerto Vallarta también llegaron los extranjeros a comprar el inventario que quedaba de vivienda y ahora se están vendiendo las casas viejas para remodelarlas y ponerlas a la venta.

Según la SHF, las viviendas nuevas se encarecieron 8.5 por ciento y las usadas subieron 7.1 por ciento, entre enero y marzo de este año.

Desplazan extranjeros a locales

En cuanto a que si los mexicanos se han visto desplazados de sus lugares de origen por la llegada de los extranjeros, el director de Ancana comentó que en el caso de los desarrollos nuevos ubicados en Tulum y Baja California no hay desplazamiento de residentes, mientras que en Cancún el mercado inmobiliario está muy estabilizado.

Sin embargo, explicó que en San Miguel de Allende sí ha detectado un poco de migración hacia zonas más alejadas y en Playa del Carmen, los mexicanos se mueven hacia la periferia, no cerca de la playa, donde la vivienda es más económica.

Analistas inmobiliarios anticipan que ante un escenario de alta inflación para lo que resta de este año, el precio de las viviendas va a seguir aumentando y varias personas buscarán diversificar sus inversiones, por lo que se podrá ver una migración de la inversión en instrumentos de deuda y acciones hacia activos inmobiliarios.

Información del Censo de Población y Vivienda 2020 del Inegi mostró que Quintana Roo fue el estado donde más creció la vivienda vertical debido al auge del turismo.

La entidad caribeña reportó más de 58 mil departamentos en edificio que servían de vivienda particular para 162 mil personas, de las cuales 82 mil eran hombres y 80 mil, mujeres.

Dos décadas atrás, en el año 2000, se registraron menos de 17 mil inmuebles de este tipo; es decir, en lo que va del siglo se registró más que el triple de estas unidades en Quintana Roo.

El Reporte de Bienes Raíces en México 2022, de Lamudi, reveló que el precio promedio de las casas en venta en el estado de Quintana Roo fue de 3.3 millones de pesos a finales del año pasado, y en el caso de los departamentos llegó a 3.9 millones.

Google News

Déjanos tus comentarios