CHETUMAL, QR.- Un derecho de al menos mil 200 pesos tendrán que pagar los empresarios en Othón P. Blanco, para poder operar sus negocios en el municipio.

Lo anterior fue dado a conocer por el líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesino (CROC), César Antonio Iuit, quien enfatizó que esta situación representa un golpe a los bolsillos porque “nos aplican la Ley de Herodes”.

También te puede interesar: Empresarios crearán comité para vigilar recursos por saneamiento

El líder sindical señaló que fueron notificados el Día de Reyes de que tendrán que pagar a la Tesorería Municipal esta nueva carga tributaria a partir de este año.

Dijo que se trata de un impuesto denominado “Permiso de Operación Ambiental”.

Indicó que el pago mínimo por empresa será de mil 200 pesos, dependiendo el giro o actividad.

Esta nueva carga tributaria deberá ser pagada por todas las empresas que operan de manera formal.

En el caso de la CROC hay aproximadamente 500 microempresas que deberán cumplir con este nuevo compromiso.

Antonio Iuit manifestó que “el regalo de Reyes para los contribuyentes de Othón P. Blanco es el cobro de un nuevo impuesto municipal. Es un requisito primordial para tramitar la licencia de funcionamiento. Es un fuerte golpe pues todavía no nos recuperamos de la pandemia”.

Destacó que los empresarios aún atraviesan por una crisis, muchos tuvieron que cerrar por la pandemia.

Afectaciones por nuevo impuesto de saneamiento ambiental

Las más afectados por el cobro de saneamiento ambiental serán las pequeñas empresas, que ahora verán más difícil poder recuperarse, pues la cantidad para estos microempresarios representará un esfuerzo adicional del que ya vienen haciendo.

Indicó que al parecer se trata del impuesto anunciado para cobro en este 2021 denominado de “saneamiento ambiental”, pero consideró que es muy elevado, es igual al pago de la licencia de funcionamiento de mil 200 pesos.

Destaco que con todos los impuesto y derechos, una tienda pequeña deberá pagar al menos tres mil pesos para renovar sus documentos y poder operar en regla.

Esta situación no solamente va a lesionar la economía, sino que podría aumentar la actividad informal. “No entienden que la crisis no ha permitido recuperarnos y que están afectando a los rubros más dañados y que también se trata de familias”, concluyó.

Google News

Déjanos tus comentarios