CHETUMAL, QR.- Eréndira Martínez Morales fue despedida por órdenes de la directora general del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal, María Elba Carranza Aguirre, por exigir su derecho a amamantar a su hijo. Se creó una red de complicidad para ello, que incluye al entonces secretario de Gobierno, Francisco López Mena, y al ex oficial mayor, Manuel Alamilla Ceballos.

El acto protocolario fue realizado en las instalaciones del DIF, derivado de la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo) con número de expediente: CDHEQROO/04/2022/I.

También te puede interesar: ¡Impunidad!: por niñas abusadas en el DIF, solo una discupa pública

Fue Carranza Aguirre la encargada de dar las disculpas a Martínez Morales y a su menor hijo R.C.M. por violación al derecho de la protección de la maternidad en el trabajo y la lactancia.

La afectada al hacer uso de la palabra rechazó “categóricamente” la disculpa pública por parte de la directora del DIF Estatal al señalar que no hay ninguna reparación del daño.

Además de que con sus acciones también pusieron en riesgo la salud de su hijo, afectaron su estabilidad laboral y violaron sus derechos humanos. “No solo por esto, sino por otras acciones la considero la peor directora del DIF en la historia de Quintana Roo”, remarcó.

Cómo y por qué el DIF le negó su derecho a amamantar a su hijo

Martínez Morales indicó que las agresiones en su contra iniciaron luego de que ella en su horario de descanso acudió a apoyar a un partido diferente al que simpatiza la directora.

La presión subió de tono al grado que la acusaron de filtrar información y fotografías de agresiones contra los internos de la Casa Hogar de los Adultos Mayores, perteneciente al DIF.

Todo ello derivó que la propia Carranza Aguirre le solicitara la renuncia, sin importar su estado de gravidez; no aceptó.

La presión y los malos tratos no cesaron, pues meses después por instrucciones de Carranza Aguirre se le negó posteriormente amamantar a su hijo recién nacido; Martínez Morales priorizó la salud de su hijo y al conocer sus derechos, se vio obligada a hacerlo sin autorización.

Esta acción fue la que motivó un acta administrativa y su despido injustificado; quedó  como madre y familia en condiciones vulnerables.

Martínez Morales logró emplearse en el Sistema de Protección Integral de los Derechos de los Niños y Niñas y Adolescentes (Sipinna), pero señala que el “odio” fue tal que su ex pareja y ex secretario de gobierno, Francisco López Mena, hoy rector de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), le solicitó su renuncia.

Tuvo que acceder pues señaló que de no hacerlo ponía en riesgo a otras personas que la apoyaban.

No conforme con ello, la directora general del DIF pretendió que la despidieran del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, en donde tuvo un cargo laboral, pero hasta ahí no llegaron sus influencias y no pasó a más.

La agresión y las presiones no solo fueron directamente contra ella, sino que Carranza Aguirre involucró al ex oficial mayor, Manuel Alamilla Ceballos, quien amenazó a su marido para “que se callara, si no le iba a ir muy mal”.

Las influencias de la directora general llegaron hasta el centro laboral de su marido, en el Congreso del Estado y a través de la líder sindical, Mercedes Rodríguez Ocejo, quien  intentó despedirlo, pero la situación no prosperó.

Martínez Morales fue víctima hasta de agresión física por parte del abogado de la Casa Hogar de los Adultos Mayores.

Con el despido de Martínez Morales entre la normatividad que se violó destaca:

  • Derechos Humanos
  • Ley Federal del Trabajo
  • Constitución Estatal
  • Constitución Federal
  • Tratados Internacionales
  • Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes de Quintana Roo

Por todo esto la afectada no aceptó la disculpa pública ofrecida por el DIF y leída por su directora general, María Elba Carranza Aguirre. Pidió a la Cdheqroo que no se tomen como cumplidas las disculpas, porque no hubo reparación del daño alguno.

La afectada interpuso en su momento una demanda laboral que está en proceso. Entre otras cosas solicita:

  • Reinstalación laboral
  • Pago de salarios caídos
  • Posteriormente la disculpa pública
  • El pago de compensación que corresponde
  • La disculpa en todos los medios de comunicación
  • La atención psicológica para su familia

Son alrededor de 15 servidores públicos de diferentes instituciones los que conformaron la red para destituir y dañar a Martínez Morales, los principales son:

  • María Elba Carranza Aguirre, director general de DIF
  • Francisco López Mena, exsecretario de Gobierno
  • Silvia Damián López, directora general del Instituto de la Mujer
  • Raúl Enrique Cabrera Covarrubias, director de Seguimiento y Recomendaciones de la Cdheqroo
  • Claudia Guadalupe Tinoco Cosío, directora Jurídica del DIF
  • Nínive Margeli Ramírez Sanguino, directora de la Casa Hogar de los Adultos Mayores
  • Laura Gabriela Soberanis Ramírez, directora de Recursos Humanos del DIF
  • Alfredo Amoroso Hernández, abogado de la Casa Hogar de los Adultos Mayores (pidieron su destitución)
  • Isis Aida González, procuradora de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes y Familia de Quintana Roo
  • Christian Dzul Guzmán, directora del Centro de Atención a Víctimas

Apenas el 24 junio pasado el DIF estatal pidió una disculpa pública, por el presunto abuso sexual en contra de dos niñas del Centro Integral de Primera Infancia (CIPI), perteneciente a la institución.

disculpa1

Google News

Déjanos tus comentarios