Tener un piano no te hace pianista. Ni tener una raqueta te hace tenista. Escribir, en sí mismo, no te hace escritor.  De la misma manera, tener un hijo no te hace madre.

Los hijos quizás nacen del amor, de una noche loca, de una celebración, de un descuido, de una pasión, de una búsqueda intensa, también está la opción de adoptar o de un vientre de alquiler, incluso hay muchas otras alternativas menos afortunadas.

También te puede interesar: Continúa presión social contra mujeres que deciden no ser madres

En cualquiera de los casos, yo preguntaría: ¿es un querer ser madre o querer un hijo? Porque, aunque lo parezca, no son la misma cosa.

  • No es lo mismo querer un hijo y acompañarlo en sus necesidades, que tener un hijo para satisfacer la propia necesidad.
  • No es lo mismo desear ser madre, con lo que un deseo supone, que vivir la maternidad y sostenerla.
  • No es lo mismo entender que tu vida toda, cambia con la llegada de un bebé, que adecuarte tú para nutrir la vida de un bebé.

Seguramente cada madre se siente madre de una forma diferente. Y ninguna es igual a otra, porque los sentimientos de cada persona son sólo suyos y distintos a todos los demás.

Síguenos en Google Noticias desde tu celular para estar siempre al día

A veces, le pregunto a mis amigas mamás, si volverían a ser madres en el caso de colocarse nuevamente ante la posibilidad. Me asombra que no todas respondan afirmativamente. Agradezco y honro la honestidad.

Definitivamente ser madre no es algo que se estudia o se pueda preparar. Ser madre es un sentimiento, un compromiso, una entrega, todo un mundo dándose a otro, que aún estando el parto presente, puede que se dé o no.

Estos días me han invitado a reflexionar sobre el sentimiento alrededor de la madre. Si te propongo esta contemplación, ¿a qué conclusiones honestas te conduce?

Gracias a mi madre por darme muestra de cuidado, de bondadosa entrega de su tiempo y sus recursos, de su cualidad apoyadora y por el espacio que crea en mí para indagar, expandir y crear.

Gracias a todas las mujeres a mi alrededor, que maternan, pariendo y no, amorosas, fuertes, enteras, entregadas y desafiantes.

También te interesa: Estrenan módulo de Tránsito en Cancún en la Ventanilla Única

Patricia Ojeda
Financiero, Nutricionista, aficionada de los números y las estadísticas.
Practicante Ayurvédico, Profesor Certificado de Iyengar, Especialista Desarrollo Humano y Psicoterapia Gestalt.

Banner Google News

Déjanos tus comentarios