Durante el caótico gobierno de Peña Nieto, los partidos políticos PRI, PAN y PRD se unieron a finales de mayo de 2013 para instaurar lo que se llamaría en el futuro el PACTO POR MÉXICO. Gustavo Madero, en su calidad de dirigente del PAN, fue el primero en impulsar la reforma electoral, como moneda de presión y cambio hacia Peña Nieto ante las inminentes acciones legales (administrativas y penales) que, derivadas de la oscura elección, la coalición MOVIMIENTO PROGRESISTA, que impulsó a Andrés Manuel López Obrador a la presidencia, había promovido.

Cabe recordar que tales acciones legales buscaban acreditar el uso de financiamiento ilegal de Enrique Pena Nieto, a través de diversos mecanismos bancarios en Banamex, Soriana y Monex, acusando al expresidente y a su partido de exceder en la fría cantidad de 4 mil 500 millones de pesos su tope de gastos de campaña.

También te puede interesar: Estudian reelección de diputados hasta por cuatro periodos consecutivos

Es así que, los socios del PACTO POR MEXICO forzaron una acelerada reforma electoral para hacerse los ciegos ante el cúmulo de acciones legales impulsadas por López Obrador y de paso, votar a favor la reforma energética, bajo el viejo adagio de “dando y dando” que enrique-ció a cientos de políticos corruptos de la pasada administración y que en su momento descubrió y señaló Santiago Nieto desde la entonces Fepade.

Sin embargo, la reforma electoral planteada al calor de las componendas del PACTO POR MEXICO, contemplaba la reelección, misma que fue signada como el compromiso 94 de dicho pacto. Fue hasta febrero de 2014 cuando se avalaron las reformas electorales contemplando la reelección de diputados y senadores hasta por un periodo de 12 años, y también la reelección de los legisladores locales y alcaldes en los artículos 115 y 116 constitucionales.

Cabe señalar que la reforma establecía que la reelección de los miembros de congresos locales quedaría definida directamente en la reforma constitucional, para evitar que los congresos locales definieran dichas posturas por el riesgo implícito en el texto de la misma y que pudieran ser materia de acciones de inconstitucionalidad.

Síguenos en Google Noticias desde tu celular para estar siempre al día

Si bien es cierto, la reforma al artículo 116 constitucional del 10 de febrero de 2014, expresamente señala que:

“Las Constituciones estatales deberán establecer la elección consecutiva de los diputados a las legislaturas de los Estados, hasta por cuatro periodos consecutivos. La postulación sólo podrá ser realizada por el mismo partido o por cualquiera de los partidos integrantes de la coalición que los hubieren postulado, salvo que hayan renunciado o perdido su militancia antes de la mitad de su mandato”.

Es importante saber que la congruencia política debe prevalecer siempre, o lo que es lo mismo en el dicharachero nacional, “la forma siempre es fondo”, y dado que esas reformas aún y cuando hoy en día forman parte del derecho positivo mexicano, es claro que debemos recordar sus orígenes como una moneda de cambio en el PACTO POR MEXICO que tanto combatió el ahora presidente de la república y líder moral de MORENA, que dicho sea de paso, el 9 de julio de 2014, es decir, después de la reforma electoral del PRIANRD, nació como partido político junto con los hoy extintos PES y Partido Humanista.

También te interesa: Laura Beristáin anuncia frente opositor; Lili Campos recibe constancia

Este es un recuento histórico-político-jurídico, que únicamente sirve para llamarnos a la reflexión y a la congruencia. Dados los recientes acontecimientos en la comisión permanente del Estado, es decir, para que sean los que deben ser precisamente los que la impulsen, y no aquellos que fueron emanados de la auténtica lucha democrática.

Banner Google News

Déjanos tus comentarios