CHETUMAL, QR.- La Unidad Nacional de Asociaciones de Ingenieros (UNAI) promueve un proyecto para la industrialización de la basura en Othón P. Blanco.

El proyecto pretende ser materializado a través de una concesión del espacio que actualmente recibe los residuos sólidos, para establecer lo que se denomina técnicamente como una planta de transferencia, según Eduardo Sánchez Anaya, presidente de la UNAI.

También te puede interesar: Reanudan recoja de basura en la capital por fin de paro de trabajadores

Dijo que se pretende que una o varias empresas inviertan en el procesamiento de la basura, con el objetivo de aprovechar el material reciclable.

“El Ayuntamiento de Othón P. Blanco no tiene dinero para invertir y no puede acabar con el problema del basurero, alguien tiene que invertir para terminar con las complicaciones que generan los residuos sólidos”, indicó.

Para que el proyecto sea redituable para el inversionista, se requiere un mínimo de generación de basura de 200 toneladas diarias, que Chetumal incluso ya cumple, con más de 300 al día, de acuerdo con Sánchez Anaya.

Material reciclable

Informó que al menos 80 por ciento de los residuos que van a parar al basurero es material reciclable, algo que no se está aprovechando y no permite resolver el problema integral.

“De instalarse una planta de transferencia de residuos sólidos en Chetumal, podría servir para resolver el problema en Bacalar y Felipe Carrillo Puerto”, consideró.

Síguenos en Google Noticias desde tu celular para estar siempre al día

Agregó que el proyecto no solo se limita al procesamiento de la basura, sino también a la recolección con la adquisición de camiones y todo un sistema planeado que abarque una solución integral.

Comentó que los “pepenadores” también serían incluidos por el inversionista y contarían con seguridad social.

“La propuesta ya fue planteada a la actual administración de Otoniel Segovia Martínez, pero se dará continuidad con el gobierno de Yensunni Martínez Hernández, para materializarla”, mencionó.

Resultados en otros estados

Explicó que este tipo de esquemas ya se establecieron en estados como Monterrey y han ayudado a resolver el problema de los residuos sólidos.

Añadió que lo ideal sería contar con tres plantas de transferencia en el estado:

  • Othón P. Blanco
  • Felipe Carrillo Puerto
  • Benito Juárez

“Los rellenos sanitarios no son funcionales, pues generan gastos millonarios en mantenimiento para los gobiernos”, afirmó.

También te interesa: Cumplen en Cancún con la entrega de becas a estudiantes de primaria

“Se han vuelto focos de contaminación y se desperdicia material reciclable que puede ayudar en los presupuestos de las administraciones”, finalizó.

Google News

Déjanos tus comentarios